16 de Diciembre, 18:45 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

PORTUGAL INFRAESTRUCTURAS

La necesidad de obras en el puente 25 de Abril genera alarma en Portugal

Agencia EFE

La publicación de un informe que urge a realizar obras en el puente 25 de Abril de Lisboa ante los riesgos de seguridad ha generado polémica en Portugal, donde las autoridades han tenido que pedir calma ante la alarma social.

El Ministerio de Finanzas, la empresa Infraestructuras de Portugal -que gestiona el puente- y hasta el presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa, apelaron hoy a la calma y rebajaron el grado de urgencia de las obras.

La polémica surgió a raíz de una noticia de la revista lusa "Visão" que recogía un informe del Laboratorio Nacional de Ingeniería Civil (LNEC) en el que alertaba de riesgos graves en la travesía del puente sobre el Tajo.

Ante la alarma generada por la publicación, el Gobierno anunció que va a lanzar este mes una obra de reparación y conservación en el puente con una inversión de 18 millones de euros y un plazo de ejecución de dos años, que se realizará durante la noche y los fines de semana.

El Ministerio de Finanzas divulgó este jueves un comunicado en el que aseguró que todos los proyectos de intervención en el puente han sido aprobados por los ministerios competentes y que no existe ningún proceso a la espera de autorización relativo a obras "de cariz urgentes".

Por su parte, la empresa pública que gestiona el puente 25 de Abril, Infraestructuras de Portugal, realizó también hoy una rueda de prensa en la que reiteró que la obra que se va a ejecutar en el puente "no es urgente".

Sobre la polémica también se pronunció el presidente portugués, que pidió que no se incitara a la alarma social y defendió las acciones del Gobierno respecto a la manutención del puente.

"No seamos alarmistas. Hay un informe que apunta a la urgencia en las obras, no quiere decir que el puente se esté cayendo. Y el Gobierno entiende la urgencia y determina esas obras", señaló Rebelo de Sousa en declaraciones a periodistas a las afueras de Lisboa, donde consideró que "el Gobierno hizo lo que tenía que hacer".

El puente 25 de Abril, que toma su nombre de la fecha en la que saltó la revolución que acabó con la dictadura en Portugal, fue inaugurado en 1966 y es el principal punto de acceso a la capital desde el sur, donde son frecuentes las colas para acceder.

.