12 de Diciembre, 20:05 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CLM-AGRICULTURA TECNOLOGÍA

El uso de drones mejora un 12 % la producción de Bodegas Lahoz (Ciudad Real)

Agencia EFE

La empresa vitivinícola Bodegas Lahoz, de Socuéllamos (Ciudad Real), ha logrado mejorar sus perspectivas de producción un 12 por ciento mediante el uso de drones con la colaboración de la compañía española Hemav.

Según ha informado Hemav en nota de prensa, las bodegas han obtenido un ahorro medio en riego del 11 %, una disminución de abonos del 7 %, una estimación de la producción durante la maduración del 97 % y en envero del 94 %, ratios que mejoran los cálculos previos a la productividad antes de utilizar la tecnología.

Así se desprende del estudio encargado el pasado año por Bodegas Lahoz a Hemav, con el fin de analizar y hacer una proyección de su producción a efectos de optimizar sus insumos, aumentar la calidad del viñedo y medir la eficiencia de la logística durante la vendimia y el proceso de venta posterior.

En total, en la primera fase ha sido digitalizado un 10 por ciento de la explotación total de 500 hectáreas de viñedo, y la parcela elegida por Bodegas Lahoz ha sido la que presentaba más problemas en cuanto a diferencias de riego, producción, maduración y plagas.

Hemav ha señalado que, durante la realización del proyecto, ha realizado tres vuelos de drones que se han llevado a cabo en distintos momentos del cultivo como el cuajado, el envero y la maduración.

En el primer vuelo, la compañía detectó que existía "un gran potencial de mejora" en cuanto a la homogeneidad del cultivo, así como que algunas vides necesitaban un ajuste de fertilización.

También observó una falta de nitrógeno foliar en la mayoría de los sectores y un exceso de riego que alertaba de una posible presencia de plaga.

Así, tras aplicar las recomendaciones, las bodegas han logrado una "evolución positiva de la productividad de la parcela", tal y como reflejaron los informes de los siguientes vuelos.

Por otra parte, Hemav identificó también focos incipientes de plagas de araña roja mediante el análisis de la disminución del vigor vegetativo y la reducción del área de la vegetación y, debido a la identificación temprana, las bodegas han podido minimizar todos los focos y mantener las zonas residuales bajo control.

Los informes correctivos han sido entregados una semana después de cada vuelo, de manera que las bodegas han podido aplicar las recomendaciones "sin dilación" y conforme a la estacionalidad, ha concluido la compañía.

.