11 de Diciembre, 10:35 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas

La banca esquiva un coste de 4.000 millones tras el fallo de los gastos al firmar un crédito

J.M.Camarero

Moody´s calcula que el impacto habría superado al de las cláusulas suelo si la sentencia sobre el pago de tributos fuera contraria a las entidades

Los bancos han esquivado una factura millonaria gracias a la última sentencia del Tribunal Supremo sobre los gastos iniciales al formalizar una hipoteca, en la que se considera que son los titulares de los préstamos quienes deben asumir el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados. En concreto, la agencia de calificación Moody´s estima que, si el sentido del fallo judicial hubiera sido el contrario, la banca habría tenido que asumir un coste cercano a los 4.000 millones de euros como consecuencia de las reclamaciones a las que tendría que haber hecho frente.

Estos cálculos de Moody´s «exceden», como la propia firma reconoce, el impacto de tener que devolver las cláusulas suelo de forma retroactiva, tal y como marcaba la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). En este caso, el importe se encontraba entre los 3.500 y los 4.000 millones.

En cualquier caso, la agencia de 'rating' recuerda que la banca sigue «expuesta» a reclamaciones de clientes en relación con los gastos hipotecarios -el timbre de los documentos notariales, por ejemplo- aunque los posibles efectos negativos serán «menos significativos» que con una sentencia distinta Alto Tribunal.

Por otra parte, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha indicado en una entrevista a 'FT' que la entidad «podría ser» un objetivo de compra para otros bancos. Aunque se plantea el futuro de forma autónoma tras fusionar BMN, como sostiene el plan estratégico 2018-2020, reconoce que, por su situación, Bankia sería «una buena combinación» para la competencia. 

Si te interesa esta noticia también te puede gustar:

El cliente y no la banca pagará los gastos

publicidad
publicidad