18 de Junio, 15:06 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Start up

Bclubber: Salir a tomar copas, pagar y recibir descuentos con el móvil

Esta aplicación permite digitalizar la labor del «relaciones públicas» de los locales de ocio nocturno. Ya funciona en una treintena de «garitos» madrileños.

Así como las áreas del comercio electrónico, el transporte o el turismo cuentan con muchas iniciativas innovadoras de emprendimiento, los impulsores de Bclubber encontraron en el ocio nocturno un nicho con menos competencia en el que poder iniciar un proyecto que aportase valor añadido. Así, en octubre de 2017 sacaron al mercado esta aplicación, que pretende trasladar al mundo de la noche lo que ElTenedor realiza en el mundo de la restauración. A ser posible, con algunas mejoras. Así,  Bclubber tiene «dos patas innovadoras», según explica Juan Partida, uno de los fundadores y consejero delegado de la compañía. Por un lado, la pasarela de pago de la aplicación, que permite abonar cualquier consumición a los clientes con solo usar el móvil. «El cliente se olvida del efectivo y de las tarjetas. Con ello, lo que conseguimos es controlar el flujo del dinero para evitar cualquier tipo de impago y, por otro lado, darle al usuario una experiencia de pago mejorada. Con tu móvil puedes ir donde quieras y tomarte lo que quieras», cuenta Partida. Por el otro, se incluyen una serie de utilidades que permiten digitalizar la tradicional labor de la figura del «relaciones públicas» de un local: listas de invitados, invitaciones, descuentos, etc.. Asimismo, Bclubber ofrece una serie de analíticas al cliente sobre el uso de la aplicación, el perfil medio del usuario, el ticket medio o la edad, tanto de la clientela de su establecimiento como la de la competencia.

Modelo de negocio

En cuanto al modelo de negocio, Bclubber cobra una comisión al negocio nocturno por cada transacción realizada con la aplicación. «El local no paga nada por estar en la plataforma, que le ofrece una visibilidad. Solo cobramos si el usuario adquiere algo a través de la aplicación. Nuestro fee depende del tipo de establecimiento, pero se sitúa entre un 5 por ciento y un 12 por ciento. Depende mucho del tipo de local», relata Partida.

Aunque llevan poco tiempo en el mercado, esta start up ya cuenta con una treintena de locales colaboradores en Madrid, donde ha comenzado su actividad y donde pretende «aprender mucho» antes de lanzarse a abrir sucursal en las ciudades más importantes de España.

Además, el equipo está a punto de cerrar acuerdos con «bastantes locales» más y cuenta con unos 4.000 usuarios, de los cuales en torno al 30 por ciento ha usado la aplicación de manera efectiva.

Los datos de la tarjeta de crédito, lo más difícil

Cuenta Juan Partida, uno de los fundadores de Bclubber, que lo más difícil a la hora de captar nuevos usuarios es vencer la resistencia que estos tienen a compartir los datos de su tarjeta. «Captamos usuarios de distintas formas. Ponemos anuncios en redes sociales, patrocinamos eventos y, por último, implementamos estrategias de mercadotecnia como acudir a locales a invitar a copas a través de la aplicación para que la gente entienda la aplicación, le dé confianza... Lo más difícil hasta ahora es que la gente meta su tarjeta de crédito», dice.

Autofinanciación

Los fundadores de Bclubber han sido los principales inversores en la iniciativa, al haber puesto el 70 por ciento de los 400.000 euros de capital invertidos en el proyecto hasta el momento. El objetivo es que la compañía sea rentable a finales de este mismo año ya en Madrid, aunque volverá a incurrir en pérdidas para financiar la expansión de la empresa por otras ciudades. Los impulsores desean estar totalmente establecidos en Europa y ser rentables en 2020.

publicidad
publicidad