19 de Febrero, 18:41 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

GAS NATURAL RESULTADOS (Previsión)

Reynés prepara el plan estratégico de Gas Natural que ganó un 1 % más en 2017

Agencia EFE

El nuevo presidente de Gas Natural Fenosa, Francisco Reynés, ha tomado hoy las riendas de la compañía en el día que ésta ha comunicado que ganó 1.360 millones de euros en 2017, un 1 % más, y abre una etapa que estará marcada por el nuevo plan estratégico que tiene previsto presentar este primer semestre.

Reynés, que ha debutado como presidente ejecutivo, cargo para el que fue nombrado ayer, compareciendo ante la prensa y los analistas ha pedido "paciencia" y "confianza" a los inversores y accionistas de Gas Natural en estas primeras intervenciones.

El máximo responsable de la compañía de energía no ha querido avanzar nada del plan estratégico, al que ha dicho le gustaría imprimirle "cierta huella personal", aunque sí ha dicho que en las próximas semanas se le acabará de dar forma para poder presentarlo coincidiendo con la junta de accionistas, que se celebrará en el primer semestre del año en fecha aún por definir.

Reynés también ha remitido a ese nuevo plan cuando se le ha preguntado por cuestiones como la futura política de dividendos o una eventual fusión de la compañía, como de la que se habla que podría haber con EDP.

Por su parte, el hasta ahora consejero delegado, Rafael Villaseca, cuyas funciones asume Francisco Reynés junto a las de la presidencia que ostentaba Isidro Fainé, ha presentado hoy por última vez los resultados anuales de la compañía, que se han visto penalizados por el mal comportamiento del negocio eléctrico en España, efecto que se pudo compensar por las plusvalías afloradas, de 326 millones de euros en 2017.

Estas han procedido de diversas operaciones de desinversión, de las que habrá más en 2018, ejercicio en el que Gas Natural espera cerrar la venta de su negocio de comercialización de gas en Italia, cierre previsto para la última semana de febrero y que espera le reporte unos 190 millones de euros en plusvalías.

Además, en la primera mitad del año se completarán las operaciones de venta de parte del negocio de distribución en España y Colombia, período en el que también podría conocerse la del negocio en Kenia, mientras que la de Moldavia va más retrasada.

Gas Natural efectuó en 2017 desinversiones con un precio de venta total de 2.741 millones, con unas plusvalías de más de 540 millones a materializar entre diciembre de 2017 y el primer trimestre de 2018.

En cuanto a los resultados, Villaseca ha destacado que se ha cumplido el objetivo de beneficio neto para 2017, al situarse entre 1.300 millones y 1.400 millones de euros, y ha explicado que, aunque el resultado bruto de explotación (ebitda) cayó un 16,1 % hasta los 3.915 millones por las desinversiones, si se excluye su efecto sería de 4.300 millones, similar al de 2016.

Ha avanzado que, para 2018, las expectativas son mejores, gracias a la evolución del negocio de generación internacional, que en 2017 creció ya un 15,5 % y que este año volverá a subir con la entrada de dos instalaciones renovables en Brasil y Australia.

Además, ha dicho que este año se espera un mejor comportamiento del negocio eléctrico en España respecto al año pasado, en que se vio afectado por circunstancias meteorológicas excepcionales, como la caída de un 71 % de la generación hidráulica y una subida de los precios en el mercado mayorista que no se pudo trasladar a los clientes finales del negocio, liberalizado hasta noviembre.

Villaseca ha indicado que no se pudo repercutir ese aumento de costes por la "presión competitiva" de empresas que optaron por mantener precios para no perder cuota de mercado, confiados en que la subida de costes no duraría mucho, algo que no ocurrió y que hizo que se tradujera en menores ingresos y pérdidas.

Por otra parte, Villaseca, que ha afirmado que deja el puesto de consejero delegado después de trece años satisfecho por el trabajo hecho, se ha referido a las medidas anunciadas por el Gobierno en materia de energía.

En el caso de los ajustes en la retribución del sistema gasista, ha evaluado su impacto en un máximo de 40 millones de euros y, respecto a la obligación que quiere imponer el Gobierno para que las propietarias de las centrales nucleares asuman sus gastos de desmantelamiento, ha dicho que es una medida "extremadamente negativa" por la inseguridad jurídica que crea.

Por otra parte, ha señalado que el Gas Natural seguirá intentando que se la indemnice por la expropiación de Electrocaribe en Colombia, aunque la situación preelectoral del país impone un compás de espera.