20 de Febrero, 22:37 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

consumo

Las ofertas de Internet ya se escriben sin letra pequeña

finanzas.com

Las principales empresas de Internet optan por publicar ofertas que contengan el precio total

Los clientes de tarifas móviles y ofertas de Internet están de enhorabuena. Las compañías del sector de telecomunicaciones han decidido dar un viraje a su política de comunicación y dar paso a una mayor transparencia en sus comunicaciones promocionales. Atrás quedan los precios con cuotas ocultas y letras pequeñas con las condiciones menos atractivas de cada oferta.

Con este gesto, las empresas de Internet y telefonía móvil buscan reconciliarse con aquellos clientes que consideran que las ofertas no son tan beneficiosas como las promocionan. Aunque todas las ofertas se comunican dentro de los cauces legales, en ocasiones no se explican abiertamente sus condiciones ni los precios finales con la suficiente claridad.

El primer afectado de esta nueva política será la letra pequeña. En las comunicaciones de las principales operadoras se acompañaba todo precio con un asterisco para ir sumando paulatinamente extras hasta inflar el precio final. Siguiendo la senda de las tarifas low-cost publicitadas por varias compañías, las operadoras se han inclinado por la sencillez, claridad y transparencia. El precio final, sin asteriscos ni extras ocultos, aparecerá como el promocionado.

Entre la información que aparecía más escondida dentro de las comunicaciones promocionales de las ofertas de Internet, se encontraba el importe de la cuota mensual, el compromiso de permanencia y la penalización en el caso de no cumplirla. En todo caso, esta información por ley aparecerá disponible en la web de las operadoras. El problema para muchos usuarios consistía en que esta información no parecía tan visible o accesible como les gustaría antes de tomar una decisión.

Los terminales móviles son otro de los puntos delicados en las promociones de las ofertas de Internet y telefonía. Algunas compañías lanzan promociones donde se enfatiza la gratuidad de smartphones que después implican condiciones no tan anunciadas. Por lo general, las ofertas de móviles implican un pago a plazos durante un período que suele abarcar entre 12 y 24 meses, y con el compromiso de permanencia a una tarifa móvil en un tiempo similar.

Esta nueva política de comunicación quiere calmar los ánimos de los clientes más críticos con las agresivas promociones de las empresas de Internet. Dentro de su particular guerra de precios y mejora en la calidad de sus prestaciones, las ofertas de Internet aparecen con un precio promocional muy distanciado del total para desmarcarse de la competencia. Este guiño a los consumidores pretende reconciliarse con los clientes más desconfiados aunque el reclamo no sea tan llamativo en una primera impresión.

publicidad
publicidad