22 de Octubre, 16:34 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Aerolíneas

IAG expresa su "decepción" al no poder hacerse con la aerolínea NIKI

Agencia EFE

El grupo hispano-británico de aviación IAG expresó hoy su "decepción" después de que no hubiera sido aceptada su oferta para adquirir la aerolínea insolvente NIKI, que volverá a manos de su fundador, el excampeón de Fórmula 1 Niki Lauda.

En un comunicado, International Airlines Group (IAG), matriz de la británica British Airways, las españolas Iberia y Vueling y la irlandesa Aer Lingus, lamenta que "NIKI no podrá desarrollarse, crecer y fortalecerse como parte del grupo".

Tras reunirse con los acreedores de NIKI -que hasta hace unos meses formaba parte del desaparecido grupo alemán Air Berlin-, los administradores de la quiebra anunciaron hoy en Viena el éxito de la oferta de Lauda frente a las de IAG y la irlandesa Ryanair (sin precisar el valor de la compra).

En un primer concurso celebrado en Alemania en otoño pasado, la aerolínea austríaca -con unos mil empleados y 21 de aviones- había sido adjudicada al grupo alemán Lufthansa, que finalmente desistió ante la posibilidad de que la compra fuera desautorizada por las autoridades comunitarias de competencia.

Tras ello, NIKI se declaró insolvente el 14 de diciembre y a finales de ese mes IAG anunció su intención de comprar los activos de la aerolínea por 20 millones de euros y dijo que proporcionaría liquidez hasta un máximo de 16,5 millones de euros.

Los acreedores aceptaron entonces la oferta de IAG, pero una querella ante la Justicia alemana por parte del portal de derechos del consumidor "Fairplane" obligó trasladar el juicio de insolvencia a Viena, donde siempre estuvo el centro operativo de la aerolínea austríaca.

De esta forma, se abrió una vez más la carrera por comprar NIKI, por la que pujaron esta vez tres aspirantes: IAG, Niki Lauda y Ryanair.

Con la decisión anunciada hoy, el empresario austríaco, de 68 años, asumirá nuevamente el control sobre la aerolínea que fundó en 2003 y que vendió en 2011 a Air Berlin, la cual quebró el pasado verano.