20 de Mayo, 17:59 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

empresas

Duro Felguera prorroga al 15 de abril el plazo para llegar a un acuerdo de salvación

J.M.C.

La compañía negocia con el grupo chino Cscec un plan que incluye una quita de 200 millones que debería aceptar la banca acreedora.

El grupo industrial de origen asturiano Duro Felguera ha conseguido que la banca acreedora amplíe el plazo previsto para seguir negociando las condiciones de refinanciación de su deuda, para que la compañía pueda salir del agujero financiero en el que se encuentra, si no quiere verse abocado a un concurso de acreedores. Por ahora, dispone hasta el próximo 15 de abril para desarrollar esas conversaciones con los acreedores, cuyo resultado debería haberse suscrito el pasado día 15 de enero, la fecha tope marcada en un principio.

Sin embargo, las entidades acreedoras del conglomerado industrial han pactado esta prórroga, según comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en un acuerdo suscrito liderado por varias sociedades del Banco Santander (Santander Leasing, Popular, además de la propia matriz), CaixaBank y Sabadell. A este grupo se han adherido también BBVA, Bankia, Banco Cooperativo Español y Liberbank, así como un grupo de financiación sindicada.

Con esta extensión de los plazos, la compañía tiene margen para seguir negociando con el grupo asiático China State Construction Engineering Corporation (Cscec) un plan de salvamento que pasaría por aplicar un descuento de la deuda (una 'quita') de 200 millones de euros a cambio de otorgarle hasta un tercio del capital de la firma asturiana. De esta forma, los actuales accionistas de la empresa, con la familia Álvarez Arrojo a la cabeza, reducirían su peso en la compañía al 10% mientras que los nuevos inversores obtendrían un 60% de la misma, tras una ampliación de capital, a cambio de 100 millones de euros.

En las primeras jornadas bursátiles de este año, los títulos de Duro Felguera se dispararon un 40% precisamente con motivo de los rumores acerca de su reestructuración bancaria. La empresa comunicó a la CNMV que no se habían producido «variaciones de los hechos comunicados el pasado 29 de diciembre 2017 referidos a los procesos de desinversión en negocios y activos no estratégicos, conversión de deuda financiera y ampliación de capital con incorporación de nuevos socios». A lo largo de esta jornada, las acciones de la cotizada ceden un 0,4% tras conocerse el acuerdo con la banca.

En medio de estas turbulencias, en noviembre, tras la dimisión del entonces presidente, Antonio del Valle, los comités de riesgo de la banca acreedora dieron 'luz verde' a la renovación de avales a la compañía por importe de 31 millones de euros, que una vez desembolsados permitirían a la firma asturiana continuar con su actividad. Del Valle está imputado en la Audiencia Nacional por corrupción y blanqueo de capitales. La Fiscalía sostiene que entre 2008 y 2011, Duro Felguera habría firmado tres contratos de asesoramiento con empresas del entorno de Hugo Chávez.

Al cierre del tercer trimestre de 2017, la compañía registró unas pérdidas de 11,5 millones de euros, frente al beneficio de 1,5 millones de euros del mismo periodo del año anterior. La empresa ha explicado que su actividad, tanto a nivel comercial como operativo, se está viendo afectada negativamente por su proceso de refinanciación. En concreto, señala que la falta de disponibilidad de líneas de riesgo está limitando la nueva contratación y dificultando el avance de los proyectos en cartera.

publicidad
publicidad