14 de Diciembre, 09:32 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

la italiana, obligada a mover ficha

Pulso al Gobierno: La CNMV avala la OPA de Atlantia en Abertis

La lucha por el control de Abertis va más allá de la puja de sus dos pretendientes, Atlantia y ACS a través de su filial alemana Hochtief, sino que también esconde un choque entre el Gobierno y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y el capítulo de este lunes se escribió en ese segundo enfrentamiento. Y es que el organismo regulador mantuvo el pulso al Ejecutivo al no anular la autorización concedida a la OPA (Oferta Pública de Adquisición) presentada por la compañía italiana por la concesionaria española.

De esta forma, la institución presidida por Sebastián Albella contestó este lunes -el último día del plazo de un mes- con una negativa al requerimiento realizado por los Ministerios de Fomento y Energía para que revocase su visto bueno por no haber recibido una autorización previa del Ejecutivo. Un aval que el Gobierno considera necesario al tratarse de una operación estratégica por implicar el control de 1.500 km de autopistas de peaje y de la empresa lanzadora de satélites Hispasat (propiedad de Abertis).

Sin embargo, la CNMV decidió mantener la autorización otorgada el pasado 9 de octubre por considerar que la oferta de Atlantia «reúne todos los requisitos exigidos en el Real Decreto 1066/2007, sobre ofertas públicas de adquisición». En este sentido, el organismo explicó en un escrito que las autorizaciones a las que se refieren los departamentos de Fomento y Energía, y que ya han sido solicitadas tanto por ACS como por Atlantia (aunque en el momento de la resolución de la CNMV en octubre la compañía italiana no lo había hecho), «no están comprendidas en el artículo 26.2 del decreto que regula las opas». Y especifica que no es incompatible dar su visto bueno con la exigencia de otras autorizaciones que «no hayan sido solicitadas u obtenidas al autorizarse la oferta»

Es más, la CNMV advierte de que la exigencia de autorizaciones previas, como la que reclama el Gobierno para este caso, «constituye una excepción al principio de libre transmisibilidad de las acciones de las sociedades cotizadas» y, por tanto, «obligan a ser restrictivo en cuanto al alcance del precepto».

En cualquier caso, el Gobierno ya autorizó hace unos días la Opa de ACS y debe pronunciarse sobre la de Atlantia, que finalmente cedió y presentó su solicitud al Ejecutivo el pasado 21 de diciembre. De esta forma, el Gobierno tendrá la oportunidad de avalar o poner condiciones a la oferta de la compañía italiana.

publicidad
publicidad