21 de Mayo, 15:03 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EMPRESAS ENERGÍA

Neonergía (Iberdrola) y Celeo (Elecnor) ganan contratos eléctricos en Brasil

Agencia EFE

La compañía brasileña Neoenergía, controlada por Iberdrola, se adjudicó hoy dos de las 11 concesiones para tender y operar líneas eléctricas subastadas por el regulador brasileño, mientras que Celeo, controlada por Elecnor, la francesa Engie y la india Sterlite se quedaron con una licencia cada una.

La subasta de concesiones eléctricas organizada hoy por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) de Brasil atrajo a 47 empresas y permitió al regulador adjudicar las once concesiones que ofreció y que exigirán inversiones por 8.700 millones de reales (unos 2.636 millones de dólares) en el tendido de nuevas redes y la construcción de subestaciones.

Ante el gran interés de la licitación, al elevado número de inscritos, a que ningún proyecto fue declarado desierto y a la fuerte participación de grupos extranjeros, los vencedores de las subastas, que tendrán derecho a tender las líneas y a operarlas por 30 años, se comprometieron a limitar sus ingresos anuales a valores entre un 34,65 % y un 53,94 % inferiores a los máximos fijados por la Aneel.

Según las normas de la subasta, las líneas eléctricas son adjudicadas a las empresas o consorcios que más se comprometen a limitar sus ingresos anuales con respecto a un precio máximo establecido por la Aneel.

En total fueron concedidos derechos para tender 4.919 kilómetros en nuevas líneas de transmisión que pasarán por 10 de los 27 estados del país y que, según la Aneel, comenzarán a operar entre 32 y 60 meses y generarán 17.869 empleos directos.

En abril, en otra subasta similar, la Aneel adjudicó 31 de las 35 concesiones eléctricas que ofreció en una disputa en que participaron 21 empresas y en que consiguió un descuento promedio del 36,5 % frente al máximo valor establecido.

El principal vencedor de la subasta de hoy fue Neoenergía, el gigante energético brasileño controlado por Iberdrola, que no sólo se adjudicó dos de las concesiones sino que se quedó con los proyectos más disputados.

Neoenergía se adjudicó los lotes 4 y 6 de la subasta, el primero de los cuales para tender una línea de 729 kilómetros de extensión en los estados de Piauí, Tocantins y Bahía (norte y nordeste de Brasil) y el segundo para una línea de 345 kilómetros en los estados de Paraíba, Río Grande do Norte y Ceará (nordeste).

Por la primera concesión la empresa española se comprometió a limitar su ingreso anual por la energía transmitida a 126 millones de reales (unos 38,2 millones de dólares) anuales, un valor en un 46,62 % inferior al máximo establecido por la Aneel.

Por la segunda, Neonergía aceptó bajar sus ingresos anuales a 57,3 millones de reales (unos 17,4 millones de dólares), valor en un 44,56 % inferior al máximo que la Aneel aceptaba pagar (103,4 millones de reales o 31,3 millones de dólares).

Celeo Redes, una empresa controlada por Elecnor en Brasil, se adjudicó el lote 2, que prevé una línea de transmisión de 441 kilómetros en los estados de Ceará y Piauí, con una oferta en la que se comprometió a limitar sus ingresos anuales en 85,2 millones de reales (unos 25,8 millones de dólares), un valor en un 53,21 % inferior al máximo previsto por la Aneel.

Engie obtuvo la licencia para tender una línea de 1.146 kilómetros de extensión en el estado de Paraná con una propuesta en la que se ofreció a limitar sus ingresos anuales hasta en un 34,8 % con respecto al máximo establecido.

Sterlite Power Grid Ventures, un grupo de India con poco tiempo de instalación en el mercado brasileño, venció la subasta sobre una línea de 1.831 kilómetros de extensión en los estados de Pará y Tocantins con el compromiso de cobrar por sus servicios anuales un precio un 35,72 % inferior al máximo dispuesto a pagar por la Aneel.

En la subasta igualmente destacó la constructora brasileña Quebec, que venció dos concesiones, una individualmente y otra en asociación con Quebec Apiacas Engenharia.

Otros vencedores fueron un consorcio liderado por la brasileña BR Energías Renovables, la EEN Energía y Participaciones y la Cesbe Participaciones.

La china State Grid, de la que se esperaba una fuerte actuación en la subasta tras haber sido protagonista en las últimas licitaciones, hizo ofertas moderadas y no venció ninguna de las concesiones.