Vocento 15 años 20 de Noviembre, 18:03 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

pelea entre Atlantia y ACS

Guía práctica para sobrevivir a la guerra de OPAs por Abertis

La guerra de OPAs por hacerse con Abertis es una realidad. La constructora alemana Hochtief, controlada por ACS, ha aprobado una oferta pública de adquisición voluntaria sobre Abertis, por el cien por cien de la concesionaria a un precio de 18,76 euros por acción, 2,26 euros más que los ofrecidos por la italiana Atlantia (16,5 euros). Esta oferta supone valorar Abertis en 18.580 millones de euros, frente a los 16.341 millones ofrecidos por Atlantia. Igualmente, el grupo que controla Florentino Pérez ha propuesto aumentar el reparto de dividendos hasta el 90 por ciento del beneficio neto de la empresa combinada. Todo está condicionado a las aprobaciones regulatorias pertinentes y a que la oferta sea aceptada, como mínimo, por el 50 por ciento de los accionistas de Abertis. 

Según ha explicado ACS, la intención es fusionar su constructora Hochtief y el grupo de concesiones Abertis en un grupo global de construcción y gestión de infraestructuras que cotizaría en la Bolsa alemana. La fusión que plantea ACS daría lugar a un gigante mundial de construcción e infraestructuras, presente en cuarenta países, que sumaría ingresos de 24.800 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 4.300 millones de euros. El nuevo 'holding' contaría con una división de construcción de infraestructuras, correspondiente al actual negocio de Hochtief, y otra de explotación y gestión, la que aportaría Abertis. Además, Hochtief prevé vender parte de la participación de Abertis en Cellnex, actualmente situada en el 34 por ciento, para no tener que lanzar una opa sobre la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones, y contempla la posible venta de Hispasat.

Ahora, la pelota está en el tejado de los inversores, y en especial de Criteria, que deben decidir qué hacer. La postura más sensata es mantener la calma y esperar más acontecimientos, un escenario de 'wait and see' que pinta como el más beneficioso. De entrada, el periodo de aceptación hasta el 24 de octubre ha quedado interrumpido y quienes ya hubieran dado la orden de acudir a la oferta de Atlantia pueden anularla porque la oferta era perfectamente revocable. Ahora, la CNMV tiene un plazo de siete días para admitir a trámite la oferta de ACS, y veinte días más para dictaminar si la autoriza o la deniega. Una vez que se autorice la opa de ACS, los accionistas de Abertis dispondrán de treinta días para decidir qué oferta aceptan. Durante ese plazo, tanto la firma española como Atlantia podrán mejorar su oferta tantas veces como quieran y deberán volver a solicitar autorización. En definitiva, que los accionistas pueden tener varios meses por delante para decidir qué hacen. 

¿Qué hará Atlantia?

La cuestión pasa por ver si la italiana tiene capacidad para llegar al precio ofertado por ACS. En un reciente informe, los analistas de Sabadell barajaban el rango de 16,5-18 euros para una posible mejora, pero la oferta de ACS ha pulverizado todas las previsiones. En este sentido, Manuel Pinto, analista de XTB, no considera que Atlantia «pueda mejorarla» hasta estos niveles, pese a que la italiana ha dejado caer en prensa que podría elevar el precio. Este experto considera que, a nivel de sinergias, la operación para ACS es «fantástica», por la expansión de la constructora a nivel internacional y su diversificación geográfica. Además, fuentes financieras apuntan que la oferta del grupo que preside Florentino Pérez cuenta con el respaldo del Gobierno, empeñado en que no se repita el mismo caso de Endesa y Abertis caiga en manos italianas. La prueba evidente de los beneficios para ACS es que sus acciones subían casi un 5 por ciento tras presentar la oferta, algo excepcionalmente raro en este tipo de operaciones en las que el oferente suele cotizar a la baja. 

Sin embargo, tampoco se puede descartar que Atlantia vaya a tirar la toalla a las primeras de cambio. Tanto es así que las acciones de Abertis se colocaban en los 18,84 euros, ligeramente por encima del precio ofertado por ACS. «La oferta de ACS es muy competitiva pero se puede esperar que Atlantia puje por Abertis porque esta oportunidad pasa solo una vez en la vida», explica un trader con sede en Milán. «El precio que ha ofrecido ACS nos parece una exageración pero viendo el tiempo y los recursos que ha destinado Atlantia, no descartamos una mejora», admiten fuentes de un 'family office' con sede en Madrid. Eso sí, explican las mismas fuentes, «conociendo a Florentino Pérez, no sería extraño que tuviera un conejo en la chistera y todavía pueda contestar con una contraoferta aún más elevada». Esta misma semana, una de las gestoras más prestigiosas de España, Bestinver, ha confesado que ha tomado posiciones en Abertis. «Creemos que existe capacidad de subida en precio por su capacidad para crear valor y vemos probabilidad de una subida mayor en el precio resultante de potenciales ofertas competidoras», explicaban. En definitiva, esto no ha hecho más que empezar y habrá que estar atentos a los acontecimientos porque la guerra de OPAs acaba de comenzar.

publicidad
publicidad
publicidad