Vocento 15 años 19 de Noviembre, 09:22 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

transportes

Juan Roig, «asustado» por Cataluña, pide a los políticos hacer «su trabajo»

J. A. Bravo

El ministro de Fomento entiende la preocupación ante la «irracionalidad» de la Generalitat, aunque descarta más retrasos en el corredor mediterráneo

Casi dos mil empresarios de las comunidades del arco mediterráneo se reunieron este martes en Madrid para reclamar al Gobierno que concrete su presumible «voluntad política» de acabar la conexión ferroviaria entre Algeciras (Cádiz) y la frontera francesa. Esta macroinfraestructura, que viene siendo apoyada por la Unión Europea desde 2011 con fondos comunitarios, no estaría terminada hasta 2023, según las últimas previsiones, pese a que el Ejecutivo anterior de Mariano Rajoy se comprometió a tener preparada una versión sencilla del trazado en 2016.

Por eso, en la Asociación Valencia de Empresarios (AVE), una de las más activas en este proyecto y que está liderada por Juan Roig, presidente de Mercadona, no terminan de fiarse de las buenas palabras que vuelven a recibir desde el Ministerio de Fomento. Reconocen, no obstante, que desde la llegada de Iñigo de la Serna los trabajos parecen haberse reactivado hasta el punto de que «en la actualidad el 98% del corredor está en estudio, licitado, en ejecución o terminado», esto es, se está trabajando de alguna manera en él y, lo que es más importante, se ha previsto una dotación económica para poder sufragarlo.

El problema sobrevenido con el que se han encontrado es la escalada de tensión social en Cataluña, con un secesionismo desatado que tras el remedo de referéndum del domingo amenaza ahora con una declaración unilateral de independencia. Ante este clima, Roig se confesó ayer «muy preocupado, como español y como persona». Más aún, se declaró incluso «asustado, esa es la palabra». «Hay un gravísimo problema en España y hay que reconocerlo», enfatizó sus palabras.

Por ello, emplazó a los políticos a hacer «su trabajo» para «solucionar este problema con el diálogo y el entendimiento» aunque «entre los españoles tengamos alguna divergencia». Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, expresó el temor de que se «perturbe» la economía catalana, y española en general, y se puedan frenar las inversiones para ambas.

Financiación «suficiente»

Sin embargo, y en lo que afecta al corredor ferroviario mediterráneo, el ministro De la Serna señaló que «todos los tramos» cuentan con la financiación «suficiente y necesaria», de modo que «ni uno se retrasará un solo día por falta de recursos».

La previsión de Fomento es que el corredor costará 21.239 millones de euros, de los que se han ejecutado dos tercios: en concreto, 13.746 millones, el 63%. Su titular, no obstante, dijo entender la preocupación empresarial por la «irracionalidad» de la Generalitat y defendió el carácter «vertebrador» de este proyecto.

En cuanto a las entregas de las obras, el Gobierno estima que la conexión con una doble vía de ancho internacional entre Castellón y Vandellós (Tarragona) esté concluida en el verano de 2019, y poco después entre Barcelona y Valencia.

Un año después estaría lista esa infraestructura entre Valencia y Alicante, e incluso no se descarta que también Murcia -aunque lo más probable es que ésta llegue en 2021-. Y ya para 2023 quedaría unir el corredor con Almería y Algeciras. Pero_conviene no acumular nuevos retrasos, pues la financiación europea para el plan concluirá en 2025.

Los trabajos ya se están haciendo por tramos parciales. Y donde se están encontrando más dificultades es en la parte de vía que debe conectar Tarragona y Vandellós, otra en la zona alicantina de La Encina y, en general, el recorrido entre Granada y Algeciras. Esta ciudad será, a la vez, punto de partida y final de un viaje que con más de 1.000 kilómetros de extensión hasta Francia debe servir para reforzar el polo logístico mediterráneo, considerado como «prioritario» desde Bruselas.

publicidad
publicidad
publicidad