Vocento 15 años 21 de Noviembre, 23:44 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas

Los Luksic demandarán al FROB y la UE por el rescate del Popular

J.M.C.

La familia chilena, que tenía un 3,5% del accionariado del banco, considera que las autoridades deberían haber dado más tiempo antes de intervenir.

Algunos de los grupos de accionistas de referencia que tenía Banco Popular antes de su liquidación continúan moviéndose para que la Justicia resarza sus derechos como propietario de la compañía, rescatada por el Santander el 7 de junio en una operación 'exprés' que supuso la desaparición de las acciones del banco presidido hasta entonces por Emilio Saracho.

En concreto, la familia de origen chileno Luksic, que poseía un 3,45% del capital del Popular a través de Vallum Foundation, presentará un recurso de primera instancia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por la decisión de la Junta Única de Resolución (JUR) de liquidar el Popular, al interpretar que la medida aplicada fue desproporcionada y, además, tenía un carácter nulo. Los Luksic ya presentaron un recurso contencioso administrativo contra el Fondo de Reestructuracion Ordenada Bancaria (FROB) ante la Audiencia Nacional el pasado 21 de junio por este mismo motivo. Sin embargo, no ven razón para actuar contra los últimos consejos de administración del Popular.

La decisión de la familia Luksic se produce después de que el grupo chileno invirtiese 113 millones de euros en Popular para hacerse con una participación del 3,45% en la entidad. El grupo compró acciones del banco desde enero hasta el pasado 6 de junio, día previo a la resolución de la entidad.

Los representantes de la familia chilena consideran que la decisión de las autoridades de amortizar las acciones de Banco Popular, así como también los bonos contingentes convertibles y la deuda subordinada, es «desproporcionada» siendo la entidad todavía solvente. «Creemos que se debería haber dado más tiempo y haber proporcionado liquidez a través de las líneas de liquidez de emergencia», indicaron en rueda de prensa. «La decisión es desproporcionada siendo la entidad solvente, creo que es más facil de decir viendo los casos italianos; creemos que se debería haber proporcionado liquidez. No buscabamos recursos de los contribuyentes, sino una solución privada», aseguró José Bulnes, portavoz de la familia Luksic.

Por otra parte, otro de los accionistas de referencia que tenía el Popular, la sociedad Unión Europea de Inversiones, anunció este martes que someterá a votación en junta de accionistas su disolución después de la liquidación del Popular, que ha supuesto la amortización de las 123 millones de acciones que el grupo mantenía en el banco. Esta compañía, con varios de sus miembros ligados al Opus Dei, era junto a la Sociedad General Financiera y Fiduciaria (Sogefi) uno de los principales socios de Sindicatura de Accionistas de Popular, que poseía una participación del 9,6% en el banco.

Además, la firma también ha informado de que emprenderá acciones legales contra los «organismos, entidades o personas» que causaron la resolución de Banco Popular.

publicidad
publicidad
publicidad