23 de Septiembre, 20:30 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CYL-BODEGA ÁLAVA

Herrera asiste a la inauguración de la nueva bodega Rothschild-Vega Sicilia

Agencia EFE

El rey emérito Juan Carlos y la infanta Elena de Borbón han participado hoy en Samaniego (Álava) en la inauguración de la nueva bodega , que elaborará el vino "Macán" con el objetivo convertirlo en una "leyenda", un acto al que también ha asistido el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

En la apertura oficial de esta bodega tras 15 años de trabajos también han estado presentes la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina; el lehendakari, Iñigo Urkullu, y los presidentes de La Rioja y de Castilla y León, José Ignacio Cenizeros y Juan Vicente Hererra.

Han estado presentes asimismo Ariane de Rothschild, presidenta del grupo Edmond de Rothschild, y Pablo Álvarez, consejero delegado de Tempos Vega Sicilia.

La nueva bodega, situada a los pies de Sierra Cantabria junto al valle del Ebro y que ha supuesto una inversión de 22 millones de euros, ha sido construida en una parcela rectangular de cinco hectáreas en la que se ha levantado un complejo de tres edificios con más de 9.000 metros cuadrados construidos.

A las naves de elaboración, envejecimiento y expedición llegarán las uvas procedentes de 100 hectáreas compradas en secreto desde hace 13 años y repartidas por las localidades riojanas y alavesas de San Vicente de la Sonsierra, Samaniego, Laguardia, Labastida, Elvillar, Ábalos, Navaridas y Kripán.

El innovador diseño de la bodega ha buscado "simplificar ideas y conceptos, diseño y formas, materiales y colores; en definitiva hacer simple lo complejo", según ha explicado el arquitecto responsable del proyecto, Enrique Johansson.

En 2003, Ariane de Rothschild y Pablo Álvarez decidieron combinar los conocimientos especializados del grupo Rothschild y la familia Álvarez para poner en marcha una bodega en el corazón de Rioja Alavesa, una de las zonas vitivinícolas más importantes del mundo, según han recordado los promotores.

Tras la primera cosecha de Macán en 2009, la bodega, en unas instalaciones alquiladas, puso a la venta alrededor de 90.000 botellas, que se agotaron en semanas.

Esta nueva bodega permitirá aumentar paulatinamente la producción de vino hasta alcanzar en unos años las 350.000 botellas, siempre en función de las cosechas y la calidad de los vinos.

Ariane de Rothschild ha dicho que la asociación con Vega Sicilia fue algo natural para el grupo que preside, ha destacado que "crear un nuevo gran vino desde cero necesita tenacidad y dedicación" y se ha mostrado convencida de que acabará logrando niveles "excepcionales".

Pablo Álvarez ha recordado que todo comenzó con una cuidadosa y paciente selección de los terrenos "en un área específicamente seleccionada por su microclima particular. Buscábamos los mejores viñedos y durante los últimos 13 años, adquirimos 130 hectáreas mediante 70 discretas operaciones de compra con el objetivo de mantener el proyecto en secreto".

La bodega ha apostado por la sostenibilidad y el respeto al medioambiente mediante un control exhaustivo de los suelos y las viñas, sin uso de herbicidas, con la utilización de fertilizantes naturales y la limitación del laboreo (uso del tractor) de forma que la mayoría de las labores se realizan a mano con el objetivo de mantener las uvas en las mejores condiciones.

Las innovaciones enotécnicas permiten una estricta selección de los racimos y las uvas, el control de las temperaturas en todas las áreas del proceso de elaboración, maquinaria que permite la integridad de la uva, controles exhaustivos de la fermentación y conservación del vino, y sistemas de microvinificaciones para realizar pruebas por parcelas, variedades o diferentes técnicas enológicas así como modernos sistemas de seguridad laboral.

.