Vocento 15 años 18 de Diciembre, 06:14 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

se especula con una subida del dividendo

La resurrección de Nokia: ¿conviene apostar por el valor?

El año 2016 fue realmente malo para Nokia, que llegó a tocar los 3,81 euros arrastrada por las malas noticias en el sector. Sin embargo, la cotización presenta una trayectoria completamente diferente en 2017 y ya sube más de un 50 por ciento desde los mínimos de 2016. Pero, ¿qué ha pasado para que se haya producido semejante recuperación?

Los analistas nos explican que hay diferentes factores relacionados. Para empezar, el mero rebote tras un fuerte castigo durante el año pasado. «Ericsson estaba sacando malos resultados, con reestructuración y cambio de management. En un sector que tiene solo 3 ó 4 players, cuando uno de ellos -encima, el líder- vive una situación así, se contagia el temor a que haya problemas que afecten al conjunto del sector, como un posible exceso de competencia, presión en precios, etc.», explica Javier Galán, gestor de renta variable europea de Renta 4.

Más allá de eso, Eduardo García Argüelles, analista de GVC Gaesco Beka, explica que la compañía ha vivido un proceso de transformación importante que los inversores están reconociendo en bolsa. «Antes se dedicaba a la fabricación de teléfonos móviles y fue arrollada por Apple y Samsung con la irrupción del smartphone. La compañía no supo adaptarse y sus acciones cayeron. Después, se produjo la venta de la división de móviles a Microsoft y Nokia compró Alcatel-Lucent. Ahora, se ha enfocado hacia segmentos de alto valor añadido dentro de las telecomunicaciones como el 5G, el Internet de las cosas y la digitalización en el sector salud», explica este experto.

Lo mismo opina Otto Kdolsky, analista de inversiones de Magallanes, una gestora que tiene un 3 por ciento de su cartera europea invertida en el valor. «Uno de los principales motivos para iniciar nuestra inversión en Nokia a principios del 2016, además de la atractiva valoración, fue la fusión con Alcatel-Lucent y la esperada consolidación y racionalización en el sector de fabricantes de equipos de telecomunicaciones. Lo que antes era un área muy disputada entre muchos competidores, se ha convertido en algo mucho más racional, principalmente con tres fabricantes que se reparten las inversiones en el desarrollo de las redes, tanto fijas como móviles. Y aquí reside la principal ventaja competitiva de Nokia, que creemos que es, gracias a su amplio y completo portfolio de productos, el fabricante mejor preparado para beneficiarse de las enormes inversiones de cara al futuro ante la explosión de datos en la red», dice Kdolsky.

Otro factor que ha impulsado el valor recientemente es la resolución de un conflicto judicial que la compañía mantenía con Apple por unas patentes, y que incluye un acuerdo de colaboración que garantizará ingresos periódicos a la compañía finlandesa, según cuenta Victoria Torre, de Selfbank. En concreto, la rapidez de la solución alcanzada sorprendió al mercado y también a los expertos, que en algunos casos tenían estimados importantes impactos negativos en Nokia por este tema para 2017 y 2018.

Acuerdo judicial con Apple

«Hemos procedido a cancelar estos impactos negativos en 2017-2018 y hemos incluido unas estimaciones de incremento de ingresos por patentes en 400 millones de euros en 2018. Eso significa que los ingresos por acción crecerán un 22 por ciento en 2017 y un 15 por ciento en 2018. Aunque el beneficio neto de Nokia en 2017 va a ser negativo (estimamos 30 millones negativos), en 2018 habrá un punto de inflexión y llegará hasta los 1.500 millones de euros positivos», explica la experta de Selfbank. García Argüelles destaca asimismo la buena salud del balance de la compañía (desapalancada y con mucha caja), lo que le hace pensar que el acuerdo sobre Apple podría transformarse en un incremento del plan de recompra de acciones e incluso en una subida de la remuneración al accionista.

Asimismo, otros puntos favorables que destacan los analistas son «la importante cartera de patentes», la buena marcha del programa de reestructuración y los últimos resultados, «que demuestran que se trata operativamente de una compañía estable», según Kdolsky, quien cree que la empresa tiene un potencial de apreciación de más del 30 por ciento desde estos niveles, según sus estimaciones conservadoras y sin incorporar «una más que posible expansión de márgenes operativos».

Por su parte, García Argüelles revisó hace poco el precio objetivo de la compañía y se lo subió a 6,8 euros, lo que arroja un potencial superior al 15 por ciento con recomendación de «acumular»,
Sin embargo, hay quien desconfía del valor: «No me encuentro cómodo ni con Nokia ni con Ericsson porque no entiendo cómo un cuasi oligopolio tiene tantos problemas para fijar precios, para conseguir mayores retornos sobre el capital y tener mucha más visibilidad. Lo lógico es que tuviese más control sobre sus clientes y beneficios», opina Galán.

También Victoria Torre es cauta: «La compañía ha agotado prácticamente la totalidad del potencial alcista que le otorga el consenso. Además, el fuerte comportamiento alcista que experimentó el valor durante mayo nos hace ser cautos, ya que existe la posibilidad de una corrección parcial de esta subida. Es probable que una vez alcance los niveles del precio objetivo (5,92 euros), la compañía se vea envuelta en una lateralidad hasta que acontezca algún evento que volatilice el comportamiento de su acción».

publicidad
publicidad
publicidad