Vocento 15 años 14 de Diciembre, 10:42 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

cuatro razones que justifican la operación

Cuatro razones por las que Santander ha comprado Popular

J.Jiménez

El Banco de Santander se ha hecho con el Banco Popular a cambio de un euro, operación que le obligará a hacer una ampliación de capital de 7.000 millones de euros. El esfuerzo económico es muy grande pero la operación vale la pena. "El banco resultante de la integración de Santander y Popular fortalece la diversificación geográfica del Grupo en un momento de mejora del ciclo tanto en España como en Portugal, lo que nos permitirá cumplir con todos nuestros compromisos con clientes y accionistas", ha subrayado la presidenta del Santander, Ana Botín. En la presentación a analistas, Santander desgrana las razones por las que se ha decidido a cerrar esta operación. 

1.- Oportunidad única de consolidación doméstica en España y Portugal

La integración de Banco Santander y Banco Popular reforzará "significativamente" las franquicias del Grupo en España y en Portugal. En España, la entidad resultante, que operará con la marca Santander, se convertirá en el banco líder en créditos y depósitos, con 17 millones de clientes. Tendrá una cuota de mercado en crédito del 20% y una cuota del 25% en pymes, un segmento clave para el crecimiento de la economía española. En total, el grupo fusionado dará servicio a 620.000 clientes en pymes, contando para ello con 920 gestores especializados en empresas. 

Además, la operación permite al Santander recuperar la primera posición de la banca española por activos, con un volumen conjunto superior a los 485.000 millones, por encima de los 370.267 millones de Caixabank. El grupo resultante tendrá un volumen conjunto de más de 1,5 billones de activos en todo el mundo.

2.- Sólido encaje estratégico y de negocio en un momento atractivo del ciclo

La adquisición supone dar toda una campanada en el mercado ibérico, como explica Santander,  "creando el banco líder en España con una cuota de mercado en crédito del 20%" y una "red de sucursales con presencia a nivel nacional". Además, habrá mayor peso en las regiones más ricas. Está previsto que la operación "genere un retorno sobre la inversión del 13-14% en 2020 y un aumento del beneficio por acción en 2019", dice Santander.

Igualmente, la operación supone diversificar la cartera de créditos de Santander España y manteniendo la diversificación geográfica del Grupo.   En este sentido, Santander Totta: refuerza el liderazgo en Portugal.

3.- Sinergias de costes significativas

Por otro lado, Santander prevé tener unas sinergias de costes relevantes, con una mejora de la eficiencia prevista en 2020 de 500 millones de euros. Para alcanzar este objetivo, Santander cuenta con las economías de escala del grupo, como por ejemplo, su poder de negociación, además de la optimización de la red combinada de sucursales. Igualmente, prevé el uso de una sola plataforma tecnológica para optimizar las operaciones, así como los servicios centrales. La intención, dice la entidad, es "beneficiarse de las unidades globales de Grupo Santander para mejorar las eficiencias de costes". 

4.- Riesgos gestionables

El principal escollo con el que se han encontrado los potenciales compradores ha sido el lastre inmobiliario que arrastra Popular. Según explica Santander, este riesgo es "gestionable" y está incorporado en la valoración. Así, cifra en 34.000 millones de euros el total de activos y créditos inmobiliarios, pero entre las medidas "mitigantes" que recoge su plan cita provisiones "por encima de la media de los competidores" y un "plan para acelerar la reducción combinada de activos no rentables".  La idea es que los activos improductivos queden reducidos en tres años a "niveles poco relevantes".  Por ello, Santander también ha explicado que hará unas provisiones adicionales para cubrir la exposición inmobiliaria de 7.200 millones de euros. Así mismo, Santander recalca su "demostrada experiencia de gestión de activos no rentables". 

Tras estas operaciones, se espera que el impacto en el capital CET1 del Grupo sea neutral y, a futuro, la transacción incrementará la capacidad del banco para generar capital orgánicamente. Santander mantiene su compromiso de aumentar su ratio de capital CET1 por encima del 11% en 2018.

publicidad
publicidad
publicidad