Vocento 15 años 21 de Noviembre, 22:27 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

banca privada

¿Puede el robo advisor prestar servicios en banca privada?

En España ya comienzan a operar los primeros robo advisor para grandes patrimonios y el sector se encuentra dividido entre los que opinan que por qué no, y los que defienden que sea una herramienta más pero nunca un sustituto del banquero privado.

El asesoramiento financiero 'online' debe ser entendido como una opción más que tiene el cliente de banca privada para planear y decidir sus inversiones?. Esta posibilidad es un hecho en Estados Unidos, donde un 20 por ciento de los clientes de robo advisor tienen más de un millón de euros. Y en España comienza ya a ser realidad con la incorporación de Finanbest, que supone un cambio radical en el asesoramiento y la gestión de ahorros. Sin embargo, hay un sector dentro de las entidades de banca privada que considera que nunca podrán sustituir a los banqueros puesto que el verdadero valor añadido que ofrecen es el trato cercano y personal con el cliente.

¿Pueden convivir los dos modelos?

Asier Uribeechebarría, presidente y director general de Finanbest, hace una distinción ya que, en su opinión, los dos modelos deben coexistir al ser complementarios. «En los clientes de banca privada existe un tipo de inversión que exige asesoramiento presencial por complejidades legales, fiscales o de otro tipo, pero para las inversiones que buscan su optimización financiera a medio y largo plazo, el modelo de inversión de los robo advisor es el más eficiente para cualquier volumen de patrimonio». Esta opinión la comparte Caixa Bank Banca Privada, que asegura que «debemos potencial un modelo de asesoramiento que combine los puntos fuertes de ambos, un híbrido que añada la relación personal a un servicio digital de asesoramiento».

Y es que el cliente de banca privada, contrariamente a lo que pudiera parecer, no es nada reticente a este tipo de modelos de asesoramiento puesto que busca en cada momento lo que mejor se adapte a sus circunstancias personales independientemente si es digital o no, aunque la relación personal con el gestor sigue siendo un plus, concluyen desde CaixaBank Banca Privada.

Unai Ansejo, fundador y CEO de Indexa Capital, señala que el cliente de banca privada se acerca a este tipo de asesoramiento huyendo de las altas comisiones y de costes ocultos que provocan una merma en sus beneficios y, una vez que ha comprobado el funcionamiento traducido en una rentabilidad atractiva, va invirtiendo más y más. Asimismo, José Ramón Aranda, director de banca privada de Banca March, explica que «desde el punto de vista de la gestión de las inversiones financieras pueden jugar un papel para algunos inversores, pero también con limitaciones: ya que suelen seguir modelos perfilados cuantitativos normalmente basando su elección de inversiones en índices y en productos de gestión pasiva».

Más reticente es Miguel Forteza, asesor de inversiones de banca privada de Citi, que cree que el cliente de banca privada «requiere del asesor como parte de servicio que se le ofrece» y duda de que este tipo de cliente opte por una relación fría que pase por confiar exclusivamente en la tecnología para conducir sus inversiones: «Este cliente utiliza la tecnología para obtener un mejor seguimiento y control de sus inversiones, no como el motor de las decisiones de inversión», concluye Forteza.

Dentro de esta corriente de ideas se enmarca la opinión de Jorge Gordo, director de BBVA Banca Privada: «Consideramos que sería un error sustituir a los banqueros por robo advisor, el eje central del asesoramiento en nuevos modelo sigue siendo el banquero que utiliza todas las soluciones digitales que existen a su disposición para beneficio del cliente». Desde BBVA Banca Privada insisten en que el cliente de banca privada busca un asesoramiento integral donde el robo advisor es insuficiente ya que no ofrece un asesoramiento completo en materias como planificación financiera, patrimonial, consolidación integral del patrimonio, gestión de riesgos, inmobiliaria y empresarial. 

No obstante, en CaixaBank Banca Privada consideran que sí pueden convivir los dos modelos. «El principal reto al que nos enfrentamos es tener un abanico de posibilidades entre las que el cliente pueda elegir, desde el solo-gestor hasta el digital-only».

Sus ventajas

Costes y reajustes serían las dos principales ventajas. Desde Finanbest insisten en que las ventajas son varias y no todas están relacionadas con aspectos de tipo tecnológico, como el ahorro de costes que se traslada a su rentabilidad o mayor transparencia, pero sobre todo Uribeechebarría destaca que el verdadero valor añadido «es ofrecer una oferta más enfocada en el cliente, clara, honesta eliminando todo lo que no aporta valor».
Por su parte, Ansejo destaca que «en Indexa el servicio cuesta tres veces menos que la banca privada tradicional» y que traduciéndolo a números sería un 0,59 por ciento de costes frente a un 2,03 por ciento. La segunda parte serían los reajustes automáticos, que según Indexa permiten aportar de media un 0,4 por ciento de rentabilidad anual a las cartera y el tercer aspecto, depende del gestor automatizado, por ejemplo, explica Unai Ansejo, «en Indexa una parte importante proviene de la indexación y de la máxima diversificación».

Gordo reconoce que son útiles para el desarrollo de soluciones y planificación y gestión financiera, pero se muestran reticentes a la hora de que estas herramientas puedan sustituir al contacto personal con su asesor o banquero privado.

¿Cuál será el futuro?

En CaixaBank Banca Privada se muestran muy seguros de que el sector del asesoramiento online seguirá consolidándose. «Veremos evoluciones claras hacia la capacidad de autogestión del cliente y evoluciones claras de una combinación y un equilibrio de esas capacidades junto con la tutela de un gestor de banca privada». Jorge Gordo asegura que los robo advisor proporcionarán herramientas tanto al cliente como al banquero para mejorar la calidad del asesoramiento e insiste en que «la digitalización supone uno de los principales retos y oportunidades del sector bancario». Aranda admite que un robo advisor puede solventar una necesidad de asesoramiento financiero y este tipo sí podría formar parte de la banca privada, pero siendo la gestión personalizada fundamental, lo que supone el valor añadido para el cliente.

En cuanto a las soluciones tecnológicas que están desarrollándose en las entidades de banca privada, en Citi se han centrado en ofrecer tanto en sus cuentas y análisis un acceso virtual. En CaixaBank han ido más allá y las soluciones tecnológicas que han desarrollado se articulan en torno a cuatro ejes. Por un lado, el ready to buy, para ejecutar operaciones online de forma segura; muro, aplicación de línea abierta para intercambiar información y concertar citas con el gestor, bolsa abierta, que se trata de un servicio de bróker seguro y, finalmente, la firma digital, herramienta para la firma de operaciones y documentos sobre el smartPC del gestor. Por su parte, Banc March se ha centrado en acercar el banco a donde esté el cliente y cuando el cliente quiera.

publicidad
publicidad
publicidad