23 de Noviembre, 00:25 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ideas de inversióbn

El castigo por México a Cie Automotive ha ido demasiado lejos

Es una de las firmas más recomendadas del parqué pero ha empezado el año con caídas de casi el 5 por ciento por culpa de su exposición a México. Los analistas no lo ven justificado y destacan sus buenas perspectivas.

Las acciones de Cie Automotive pierden en lo que llevamos de año casi el 5 por ciento, una trayectoria ciertamente desconcertante para uno de los valores más recomendados de la bolsa española, pues acumula diez notas de 'comprar', tres de 'mantener' y ninguna de 'vender'. 

La cuestión es que los inversores se han puesto nerviosos con la posible imposición de un arancel del 20 por ciento a las exportaciones de México, país en el que Cie Automotive tiene una fuerte exposición. Ello ha provocado que el arranque del año haya sido gris para la multinacional española, que ni siquiera ha podido aprovechar el buen momento que vive el sector de componentes de automoción, uno de los grandes beneficiados de la rotación sectorial desencadenada por la victoria de Trump. «Ha empezado floja porque tiene una exposición fuerte a México y la posible imposición de aranceles ha lastrado al valor», dice José Lizán, gestor de fondos de Auriga.

La intención del presidente estadounidense de implantar políticas proteccionistas, y en particular la de fijar un arancel del 20 por ciento a los productos que se importen de México, ha puesto nervioso al mercado, pero como recalca Lizán, es más una cuestión de sentimiento porque a la empresa no se le pueden poner reparos «ni a nivel de resultados ni de perspectivas» ¿Hay razones para castigar a la empresa por culpa de México? Lo cierto es que la exposición de Cie Automotive a México, o más en concreto a la zona de comercio NAFTA (el Atlántico Norte), es muy fuerte y supone el 23 por ciento de las ventas y el 33 por ciento del Ebitda del negocio de automoción de Cie Automotive, pero los expertos no creen que haya que preocuparse. 

De entrada, según comenta Gonzalo Sanz, analista de Mirabaud Securities, el efecto divisa, lejos de ser negativo, ha sido positivo para Cie Automotive. Desde que ganara Trump, el peso mexicano ha bajado alrededor del 20 por ciento, «lo que favorece los márgenes» de la empresa, al estar denominados sus ingresos en dólares y los costes en pesos mexicanos, apunta este experto. 

Otra cosa podría ser lo que suceda en el futuro si Trump cumple sus amenazas. Pero incluso en este caso, no hay motivos para preocuparse por las perspectivas de Cie Automotive, al menos a corto plazo. Virginia Pérez, analista de Intermoney Valores SV, no está segura de que «México sea el principal problema»; en primer lugar, porque «todos los proyectos que tienen firmados son para producciones ya garantizadas», y en segundo lugar, porque las plantas mexicanas «son con diferencia las más rentables», asegura esta experta. En opinión de Pérez, «no parece realista pensar» que Trump va a llevar de vuelta a Estados Unidos toda la capacidad ya instalada en México. Es cierto que tampoco se pueden esperar los mismos crecimientos en México que ha habido en años pasados, en parte porque la deslocalización hacia el país mexicano debería ralentizarse si Trump cumple sus amenazas. Lo que si ha reiterado CIE Automotive a los analistas es que no piensa cancelar ninguna de las inversiones previstas en NAFTA, «ya que todas son inversiones asociadas a proyectos ya captados, no a futuros proyectos que puedan venir», insiste Pérez. 

Buenos resultados

Más allá del castigo que ha recibido Cie Automotive por culpa de México, los expertos siguen apostando por el valor, y la prueba es que ni uno solo de los analistas consultados por Bloomberg recomienda vender sus títulos. El precio objetivo que calculan es de 20,2 euros, lo que ofrece un potencial alcista superior al 14 por ciento. «No descarto verla por encima de 20 euros, porque tiene unos catalizadores de crecimiento espectaculares y está muy bien gestionada», asegura Lizán. Y la empresa sigue sorprendiendo en resultados. 

Así, en 2016 logró un beneficio neto de 162,4 millones de euros, el 26 por ciento más, lo que supone un récord histórico para el grupo vasco de automoción, cuya facturación ascendió a 2.879 millones o el 9 por ciento más. «Son buenos resultados, con un elevado crecimiento de los ingresos», dice Virginia Pérez. «Han continuado con la extraordinaria tendencia vista en los trimestres anteriores», apunta Gonzalo Sanz. Este experto destaca la fortaleza de la demanda, especialmente en la zona NAFTA, y la fuerte recuperación del mercado brasileño. «Estos resultados son un claro ejemplo de lo que es Cie Automotive y de lo que puede ser en el futuro», mientras recuerda que la compañía ha sido capaz de doblar su beneficio neto en dos años. «Pero esto es solo el principio», recuerda Sanz, ya que el plan estratégico hasta 2020 supone alcanzar un beneficio de 260 millones de euros, cantidad que Cie espera sobrepasar a finales de 2019. Su recomendación es 'comprar' Cie Automotive con precio objetivo de 20,86 euros por acción. 

Para Virginia Pérez, también se trata de unos «buenos resultados», especialmente en términos de ingresos y beneficios. No obstante, esta experta considera que hay «una presión en márgenes mayor de lo esperado en el último trimestre del año en Brasil y Mahindra Europa». En todo caso, dada la subida que lleva acumulada, Pérez ve el potencial alcista limitado y recomienda «mantener» con precio objetivo de 19,8 euros por acción.

Gestamp, la guinda a un sector dulce

El sector de componentes para automoción vive un momento dulce con fuertes revalorizaciones, «algo que no es de ahora, aunque ha tenido un último tramo alcista», explica David Galán, analista de Bolsageneral.es. En su opinión, son compañías (Valeo, Faurecia) que llevan el ciclo bursátil de Estados Unidos y comenzaron a subir en 2009, llevando una importante trayectoria alcista. En el caso de Cie Automotive, Galán piensa que la pausa que ha hecho el valor en las últimas semanas es solo un descanso para retomar las alzas en el futuro. 

La guinda a un sector muy enchufado la pondrá Gestamp, que esta misma semana ha anunciado su salida a bolsa antes de que termine el segundo trimestre. No se trata de un comparable puro de Cie Automotive, puesto que Gestamp está considerada como Tier-1, esto es, una empresa que produce directamente para el fabricante de vehículos, mientras que Cie Automotive es un Tier-2 (que producen componentes para las firmas Tier-1). Pero en todo caso, el estreno de Gestamp servirá para pulsar el apetito de los inversores por el sector. 

Aún faltan muchos detalles sobre Gestamp por concretar, pero si el precio que se fijara en la OPV fuera similiar al abonado por Mitsui por el 12,5 por ciento del capital (466,7 millones de euros), el 25 por ciento de la compañía (que es el porcentaje que saldrá a bolsa) estaría valorado en unos 934 millones de euros, lo que supondría valorar el 100 por cien de la firma en unos 3.733 millones de euros. Si alcanza este valor será un candidato claro para el Ibex.

publicidad
publicidad