Vocento 15 años 20 de Noviembre, 10:35 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

START UP

Woffu o cómo gestionar mejor las vacaciones y ausencias de tu equipo

Estos emprendedores han creado un software que permite mejorar la gestión del calendario laboral gracias a su simplicidad y facilidad de uso. Es gratis para empresas de hasta siete personas.

Víctor Pérez y Miguel Fresneda trabajaban en su propia empresa de tecnología cuando decidieron desarrollar un programa sencillo que les permitiera olvidarse de los engorrosos documentos de Excel que habitualmente se usan para gestionar las ausencias y vacaciones de los empleados. Les funcionó estupendamente y decidieron cedérselo a empresas amigas. Entre ellas, al emprendedor Albert Armengol (fundador de Doctoralia, entre otros proyectos) que, al poco tiempo, les comentó que se había convertido en una herramienta imprescindible para él. Fue entonces cuando decidieron dejar de hacer páginas webs para otros emprendedores y centrarse en su propio proyecto: una plataforma profesional para la gestión del calendario laboral de los equipos de trabajo. Esto ocurrió hace un año y medio y, tras ingresar la factura del primer cliente en noviembre de 2015, ya cuentan con 350 clientes, aseguran no haber registrado ni una sola baja, dicen crecer alrededor del 100 por cien semestralmente y están muy cerca del punto muerto financiero (break even), un hito para una start up que solo lleva un año y cuatro meses rodando. Además, hay unas 3.000 empresas probando el software a nivel global.

«Con nuestra solución en la nube, los trabajadores solicitan sus libranzas desde su teléfono móvil, los responsables del equipo ven el calendario para aceptarlas o denegarlas en función de si hay otros empleados librando ese día y el personal de recursos humanos dispone de informes y herramientas de monitorización. Ahorramos tiempo a los departamentos de recursos humanos, que en su mayoría suelen usar un anticuado Excel que se actualiza cuando se puede y sobre el que no hay homogeneidad», explica Miguel Fresneda, uno de los fundadores de la compañía.

En cuanto al modelo de negocio, éste se basa en el pago por uso. «Tenemos cuatro tipos de planes: el gratuito (para empresas de hasta 7 personas), el Lite, el Pro y el Enterprise, con precios que van desde la gratuidad a los 1,9 euros por empleado al mes. Según lo avanzado que sea el plan, se van incluyendo más funcionalidades. «Pero el ahorro de recursos que genera es muy superior al coste, pues todos los clientes nos dicen que están ahorrando hasta el 80 por ciento del tiempo invertido en la gestión de estas cosas. Con lo que se convierte en algo muy asequible», defiende Fresneda.

Dos rondas de financiación

La confianza de los accionistas. Para financiar la salida al mercado de Woffu, sus fundadores organizaron una ronda de capitalización con socios amigos, donde lograron 50.000 euros. A continuación, pidieron un préstamo al ENISA de otros 50.000 euros y, en septiembre, realizaron una segunda ronda de 125.000 euros. A esta segunda ronda acudieron los inversores iniciales, que quisieron evitar la dilución de su participación en un proyecto en el que confían. Actualmente, los fundadores barajan la posibilidad de realizar una tercera ronda para incrementar la estructura de la compañía desde los ocho empleados actuales hasta llegar a la veintena. Lo que aún no han decidido es si abrirán esa ronda a inversores externos. El dinero logrado se emplearía también en promover la expansión internacional, que probablemente empezará en Latinoamérica, dado que Woffu ya tiene clientes en Chile, México, Argentina y Brasil. «Tenemos un buen posicionamiento en Google en español. Por eso, tenemos altas diarias de todo el mundo hispanohablante», explica Fresneda.

publicidad
publicidad
publicidad