Vocento 15 años 12 de Diciembre, 15:08 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Entrevista

Lupina Iturriaga: «Las fintech han venido para quedarse»

Hablamos con la cofundadora y directora general de Fintonic. Nos habla de su modelo de negocio, de la banca y del futuro de las fintech.

Esta profesional de la banca tradicional está detrás de Fintonic, una popular herramienta online para poner en orden las finanzas personales. Ahora, cumple cuatro años volcada en esta aventura y está inmersa en la inclusión de productos financieros en la app, así como en la expansión a Chile.

Las aplicaciones móviles de gestión de las finanzas personales se hicieron un hueco al suplir una carencia que tenían los bancos tradicionales. Pero éstos se han puesto al día y ya disponen de herramientas así. ¿Cuál es la ventaja de Fintonic frente a las soluciones que le pueda ofrecer su entidad?

El 72 por ciento de los millenials prefiere ir al dentista que escuchar a su banco, según una encuesta realizada en Estados Unidos. En ese sentido, Fintonic es independiente, está 100 por cien alineado con los intereses del cliente y ofrece la información con toda claridad. En todo caso, Fintonic y los bancos son cosas complementarias. Tú sigues con tu banco y tus tarjetas, pero Fintonic te ayuda. Porque Fintonic no es solo mostrar información, es alguien independiente que te conoce bien, que vela por tus intereses y que sabe los productos que existen en el mercado, por lo que te dice qué te encaja en función de tus necesidades. Asimismo, Fintonic te permite ver el dinero que tienes en más de un banco o tarjeta. Por ejemplo, yo veo mis cuentas y las de mi padre porque no quiero que se la cuelen. Fintonic también te dice si estás en descubierto para evitar que te cobren una comisión, te avisa de cuándo te van a pasar el seguro y te habla de los cobros duplicados que te hayan podido hacer. A más del 50 por ciento de los usuarios les han pasado un cobro duplicado este verano.

Dice que Fintonic es independiente, pero su modelo de negocio se basa en comercializar productos financieros.

El modelo de negocio se basa en resolver las necesidades financieras de los usuarios con una mayor información y con productos financieros personalizados para ellos. En ese sentido, cobramos a las entidades por integrar sus productos en la plataforma Fintonic. Nuestro objetivo es que la experiencia de contratación del producto se haga sin salir de la plataforma Fintonic y que se produzca de manera idéntica independientemente de la entidad con la que se contrate. No nos casamos con nadie. Por ejemplo, tenemos más de 40 aseguradoras y a ti te podemos ofrecer un producto de Axa mientras que a otro cliente le puede encajar mejor Mapfre. Queremos tener una gama de productos que sea buena y tenemos el compromiso de que hemos estudiado todos los productos que ofrecemos. Creemos que las cosas se pueden hacer mejor y así nos lo ha reconocido Google con el premio a la mejor aplicación de Finanzas.

Entonces, entiendo que descarta la posibilidad de que un banco entre en su capital, como ha sucedido en muchas otras start ups fintech.

Independientemente de quien esté en el accionariado de Fintonic, sean fondos de capital u otro tipo de entidades, Fintonic ha nacido para ofrecer el mejor servicio financiero y eso no va a cambiar nunca, porque lo tenemos escrito en el ADN de la compañía.

Fintonic ofrece productos adaptados a las necesidades del cliente. ¿También en el precio?

El precio va a ser personalizado. Puede que tu precio sea mejor que el mío porque tú nunca te quedas al descubierto y haces los pagos sin retrasos. Cada usuario tiene una realidad financiera diferente, por lo que el producto se personaliza a su perfil y afecta a las condiciones de precio.

Cambiando de tercio, ¿no le da vértigo desarrollar su negocio en un entorno tan cambiante como es el de la tecnología, en el que una aplicación puede dispararse y morir en espacios de tiempo tan cortos?, ¿cómo hace frente a esa incertidumbre? 

Evolucionando día a día y trabajando duro. No puedes estar en un estado de confort nunca. Hay que ir cambiando continuamente. Y eso es un reto para cualquier empresa. Aunque la visión a largo plazo no cambia y la tenemos clarísima desde el día uno, por el camino somos ágiles y cambiamos escuchando a los usuarios. En todo caso, sí que da vértigo porque tienes que ir a mucha velocidad. Yo sueño con las funcionalidades.

¿Cree que los bancos están siendo tan ágiles como las fintech?

Para los bancos es más complicado cambiar rápido por una cuestión de tamaño. No tienen la cintura para hacerlo. Porque cada cambio tiene que pasar por muchos comités y procedimientos. Pero, por supuesto, nosotros tenemos en España una banca avanzada y está cambiando. No creo que lo haga al ritmo de las fintech, pero hay bancos en otras partes del mundo que ni han sacado una app. Insisto en que para mí no es una lucha. Al revés, me alegro de que mejoren porque soy cliente de banco.

Y las fintech, ¿cuántas cree que sobrevivirán de las cientos que están emergiendo actualmente?

Yo creo que las fintech han venido para quedarse, pero no sé cuáles van a perdurar. Mi visión es que los bancos se van a quedar como meros proveedores de producto. El cliente no se va a casar con una única entidad. En general, lo importante es que quien sí va a estar dentro de diez años es el cliente. Y quien responda a sus necesidades y le permita tomar buenas decisiones es el que va a perdurar.

¿Qué tal va la expansión a Chile?

Estamos en Chile desde el año pasado. Solo hemos lanzado la beta y no hemos hecho acciones de captación pero ya llevaremos unos 19.000 usuarios.

publicidad
publicidad
publicidad