Vocento 15 años 22 de Noviembre, 04:40 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

preocupación en el mercado

¿Se atrevería Merkel a dejar caer al Deutsche Bank?

Finanzas.com

Nervios, mucha tensión y profunda preocupación en el sector financiero por la salud de Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania. Y es que la multa de 14.000 millones de dólares que Estados Unidos pretende imponer al gigante germano por su implicación en la venta de hipotecas basura que generaron la crisis financiera, ha desatado todas las alarmas. Aún más cuando la revista 'Focus' ha desvelado que la canciller alemana, Angela Merkel, no tiene intención de inyectar un solo euro de dinero público en Deutsche Bank para hacer frente a la sanción, una multa que en las esferas políticas se ve desproporcionada y que se interpreta como una represalia estadounidense a cambio de la multa a Apple por tributar en Irlanda. 

En Deutsche niegan la mayor: "En ningún momento John Cryan (consejero delegado) ha solicitado a la canciller Angela Merkel que intervenga en la investigación del departamento de Justicia de EEUU", informó el banco a Europa Press, negando las afirmaciones publicadas el pasado viernes por el semanario teutón 'Focus'. Es más, ni siquiera hay planes de ampliar capital. Pero el miedo sigue instalado en el mercado y los títulos de Deutsche Bank caían ayer más del 7%, conscientes los inversores de que la caída del gigante alemán puede desatar una tormenta financiera de grandes proporciones. Ahora, la capitalización de Deutsche Bank es de 16.000 millones de euros, apenas 2.000 millones más que la multa impuesta por Estados Unidos, con el banco en mínimos históricos y cogido en bolsa con alfileres. La cuestión es si Angela Merkel se atreverá a no prestar asistencia a Deutsche Bank llegado el caso.

Para Andreas Uterman, director de Inversiones de Allianz Global Investors, la cuestión está clara y piensa que el Ejecutivo de Merkel no tendrá más remedio que salir al rescate de Deutsche Bank si las cosas se ponen feas. "No compro lo que está saliendo de Alemania en relación a que el país no desearía entrar si los problemas llegan realmente a Deutsche Bank", asegura este experto a Bloomberg Televisión. Y es que el banco es muy "importante para la economía alemana", apunta Uterman.

Las autoridades alemanas han tratado de calmar los ánimos del mercado alegando que no hay motivos para pensar en el rescate. A ello hay que sumar los esfuerzos de Cryan para enderezar las cuentas del banco, elevar la rentabilidad de la entidad y suprimir miles de empleos. Además, tampoco se cree en el mercado que Deutsche Bank acabe pagando los 14.000 millones que exige la administración estadounidense. Pero el ruido mediático es motivo más que suficiente para causar un daño importante a la acción.

"Nadie cree que van a terminar pagando esa cantidad pero para algunos inversores puede ser motivo adicional de preocupación que el gobierno alemán ande discutiendo la situación de Deutsche Bank", apunta Daniel Regli, analista de MainFirst. Para este experto "está claro que los titulares están pesando sobre la cotización del valor". 

Así las cosas, la teoría de un acuerdo con Estados Unidos que suponga un desembolso de dinero pero no los 14.000 millones es la que barajan los analistas. Según cálculos de JP Morgan, un pago de entre 3.000 y 3.500 millones de euros dejaría margen al banco, mientras que si a esa cifra se le añaden 1.000 millones más, tendría un coste de 24 puntos básicos de erosión en el capital. Y todo lo que pase de 5.400 millones de euros supondría la necesidad de ampliar capital, según los cálculos de Societe Generale. Esta es más o menos la cantidad que el banco tenía provisionada para todas las disputas legales a finales del primer semestre. 

En todo caso, la situación de Deutsche Bank mantiene a los inversores en modo precaución. No en vano, el Fondo Monetario Internacional dijo a finales de junio que la entidad alemana ocupa la primera posición entre las que más riesgo representan para el sistema financiero mundial, siendo "el contribuyente neto más importante a los riesgos sistémicos". 

En su informe, el FMI añade que el grado de efectos colaterales derivados de una crisis es el sistema financiero alemán sería más elevado fuera que dentro del país. "En particular Alemania, Francia, Reino Unido y EEUU son los países que pueden provocar más efectos colaterales externos en términos de pérdidas de capital como consecuencia de un shock financiero en sus sistemas bancarios", apunta el FMI. En su estudio, el fondo cree que la "relativa importancia" de Deutsche Bank subraya la necesidad de una gestión del riesgo, de la "intensa" supervisión de los bancos sistémicos y de la monitorización de sus exposiciones externas.

publicidad
publicidad
publicidad