Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

sociedades 'offshore'

Papeles de Panamá: Así se gestó la mayor filtración de la historia

D.Valera

El pasado 3 de abril el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) empezó a publicar los nombres de decenas de personalidades -entre ellas 70 jefes o ex jefes de Estado, políticos, empresarios, actores, futbolistas- relacionadas con sociedades 'offshore' gestionadas desde el despacho panameño Mossack Fonseca. En ese momento se hizo público un proceso iniciado más de un año antes que involucró al final a más de 400 profesionales de la información, pero que fue llevado en secreto como si de una operación militar se tratase por miedo a una filtración que diera al traste con el trabajo.

Pero el desencadenante de todo fue un modesto mensaje anónimo: "¿Te interesaría recibir unos datos?". El destinatario era Bastian Obermayer, subdirector del departamento de investigación del periódico alemán 'Süddeutsche Zaitung'. Enseguida comenzó a tirar del hilo junto a su compañero Frederik Obermaier y la información aumentó de forma exponencial. "Al principio sólo teníamos unos cuantos documentos y no era posible ver lo grande que iba a ser", señalan. Aquello se convirtió en 11,5 millones de documentos sobre 214.000 sociedades opacas en paraísos fiscales. Ambos periodistas desvelan parte de la intrahistoria de esa investigación en el libro 'Los papeles de Panamá. El club mundial de los evasores de impuestos' (Ediciones Península) que presentaron este lunes en Madrid y en el que también tratan de explicar cómo funciona este entramado.

"Veíamos que los documentos revelaban comportamientos de personas muy importantes, pero temíamos que fuesen fabricados", explica Obermaier. Por eso fueron muy minuciosos en la comprobación de los datos. "Cada paso que dábamos lo comprobábamos con otras fuentes, con registros abiertos... Y al final nos poníamos en contacto con las personas afectadas. Y nadie negó la veracidad de la información", señala este reconocido periodista ganador, entre otros, del premio de la CNN o el Halmut Schmidt.

Una de las obsesiones de los investigadores era que su trabajo se mantuviese en secreto. Por eso no compartieron el objetivo de su proyecto con sus compañeros o amigos durante un año. "Algunos nos preguntaban si el periódico todavía nos seguía pagando después de tanto tiempo sin escribir", bromea Obermaier. Pero había una razón más allá de los egos profesionales. De hecho, ambos cuentan cómo aumentaron los ataques informáticos a su periódico mientras estaban inmersos en este trabajo. "Es muy difícil hacer investigación cuando se sabe lo que haces. Si trasciende y se enteran servicios secretos habría sido peligroso para compañeros que trabajaban en países como Rusia o en Oriente Medio", recuerda el periodista.

Y es que el entorno del presidente Vladimir Putin es señalado en la investigación por poseer sociedades 'offshore' en paraísos fiscales. "Era una estructura muy compleja con cientos de miles de dólares canalizados a través de esta red", explica Obermayer mientras recuerda la "extraña" sensación de tener pendiente de las publicaciones al mismísimo Kremlin. Sin embargo, reconocen que las presiones se circunscribieron al ámbito judicial con los abogados de los afectados advirtiendo sobre futuras demandas, pero sin traspasar nunca la frontera de la legalidad. "No tuvimos amenazas de alguien que nos quisiera herir de manera física", afirma este periodista alemán. Además, el equipo del ICIJ también tuvo que soportar la presión de las autoridades gubernamentales que solicitaban los datos para iniciar sus investigaciones, algo a lo que se negaron para proteger a las fuentes.

Los bancos, la clave

El trabajo de los papeles de Panamá también deja al descubierto la posición clave de los bancos en este entramado de evasión fiscal. "Ellos son los facilitadores. Ellos decían (a los clientes) te podemos ayudar a pagar menos impuestos. Y proporcionaban soluciones", resalta Obermayer, quien recuerda la mala praxis de muchas de estas entidades después de haber sido rescatadas con dinero público. "Miles de millones del Estado iban a parar al banco y a la vez esos bancos estaban defraudando y evadiendo impuestos. Eso demuestra que han perdido su brújula moral por completo", critica con dureza el subdirector de investigación del 'Süddeutsche Zaitung'.

Ambos periodistas esperan que tras esta ingente revelación esos banqueros y clientes con sociedades opacas sufran el temor a otro chivatazo. "Nadie en el mundo del 'offshore' puede sentirse seguro ya", resume Obermaier. Sin embargo, se muestra "realista" y consciente de que el final de las 'offshore' no será "este año ni el que viene". Pero considera un gran avance la repercusión de los papeles de Panamá, que ha provocado la dimisión de importantes políticos como el ministro español de Industria José Manuel Soria o el primer ministro islandés. Además, recuerda que Mossack Fonseca es sólo uno de las decenas de grandes firmas que realizan este tipo de operaciones. Y aunque cree que la gente muy rica sigue siendo capaz de decidir "cuántos impuestos pagar" también advierte: "Quizás haya alguien que ya está pensando en denunciar esas malas conductas".

publicidad
publicidad
publicidad