Vocento 15 años 24 de Noviembre, 02:55 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

se hunde un 26% en bolsa, la mayor caída de su historia

¿Qué busca Popular con la ampliación?

José M.Camarero

Banco Popular ha vuelto a mostrar la máxima resistencia posible a cualquier intento de que otra entidad financiera torpedease su estabilidad accionarial, al mismo tiempo que se ha anticipado a un futuro en el que la "incertidumbre" -el término utilizado por la entidad para justificar la operación- que se cierne sobre el banco podría haber debilitado su balance. La ampliación de capital por la que la firma emitirá más de dos millones de acciones es una de las alternativas que los analistas venían barajando para que la entidad presidida por Ángel Ron fortaleciera sus estructuras, a costa de sus accionistas.

Los inversores vieron este jueves cómo se desplomaban sus títulos un 26,5% hasta los 1,73 euros. Su capital se ha venido depreciando, después de que en 2012 realizara otra ampliación similar en plena crisis de deuda de la zona euro. Popular cotiza en su valor más bajo desde 1992. Su precio es ya similar al de Sabadell. La macroampliación se lanza con un descuento del 45% con respecto al último valor del martes.

A la dilución del valor de los títulos se une la posible "suspensión temporal del reparto de dividendos" si se materializan los peores pronósticos descritos por la propia entidad: una necesidad de reforzar sus niveles de cobertura hasta con 4.700 millones. El presidente de Popular aclaró que esta medida relacionada con la retribución del accionista es "una situación extraordinaria". Y que, en cualquier caso, "se reanudarán los pagos tan pronto como el grupo retorne a la normalidad de sus beneficios", posiblemente a lo largo de 2017.

¿Qué busca?

La estrategia de Popular pasa por utilizar el capital de ampliación para elevar esos niveles de cobertura a través de mayores provisiones para "ir un paso más allá y acelerar la desinversión" inmobiliaria. Esto es, a poder vender su 'stock' en ladrillo -inmuebles y suelo, básicamente- a un precio más reducido de lo que venían haciendo hasta ahora, sin que eso comporte daño a su balance, reforzado con esta operación. La previsión pasa por deshacerse de una cartera valorada en unos 15.000 millones de euros a través de desinversiones. "Podrán vender de forma más holgada y si lo tienen que hacer en pérdidas, lo harán con el respaldo de la ampliación", indica Ignacio Cantos, de ATL Capital. La entidad confía en las expectativas del sector inmobiliario a medio plazo por su "recuperación", la "mayor tracción en ventas y precios. La ampliación va acompañada del lanzamiento de un nuevo plan estratégico hasta 2018, con objetivos del RoTE (rendimiento del patrimonio tangible) del 9%; de eficiencia del 45%; y de capital de máxima calidad del 12%.

La decisión coincide con la visita de la responsable de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniéle Nouy, a España, tras las advertencias del Banco de España sobre los riesgos que se ciernen sobre algunas entidades y ante la amenaza de que el BCE fuerce al sector a mejorar su capital ante la etapa de tipos de interés al 0%. "Nadie nos va a garantizar que las cosas van a estar mejor en el próximo mes", explicó este jueves Ángel Ron en su comparecencia ante analistas y medios de comunicación. 

Para los expertos, el temor a un nuevo cambio regulatorio ha marcado la operación. Jaime Díez, analista de XTB, explica que "no sabemos si ha habido presiones", al tiempo que afirma que "lo más probable es que el BCE pueda exigir más ratios de capital o determine que los bonos estatales que tienen los bancos como el Popular no se valorarán como hasta ahora". Por eso, puntualiza que la entidad "ha actuado antes de que ocurra algo" en sentido negativo para sus intereses. Por su parte, Ignacio Cantos, indica que "es, cuanto menos, curioso, que la ampliación se anuncie después de la visita de Nouy". En su encuentro con los máximos dirigentes de las entidades, les indicó que el regulador no incrementaría las necesidades de capital pero fuentes del sector indican que la presión sobre el Popular se habría incrementado en las últimas semanas con encuentros como el del pasado lunes. Sin embargo, Ron indicó este jueves que se trata de una operación "proactiva tomada por el banco de forma consciente para normalizar la generación de beneficios y su capital".

Popular habrá conseguido fortalecer su capital y sus estructuras, aunque los expertos no descartan que sea objetivo de intentos de compra. "Lo intenta evitar, pero finalmente es difícil que lo consiga", apunta Ignacio Cantos. Sigue siendo centro de atención porque "viene siendo una de las entidades más débiles", destacan en Self Bank.

Otra variable que determinará el futuro de la entidad será la reestructuración que sufrirá a medio plazo. El banco no descarta recortes como los llevados a cabo en los últimos años con una estructura de 1.000 oficinas menos. "Continuaremos llevando a cabo una gestión activa de los costes con un compromiso de la eficiencia", indicó este jueves el consejero delegado de la firma, Francisco Gómez Martín. 

publicidad
publicidad
publicidad