Vocento 15 años 11 de Diciembre, 14:28 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

preconcurso

Abengoa se aferra a la liquidación total para forzar a los bancos una quita

J.M.Camarero

La compañía ve imposible sobrevivir si declara el concurso definitivo e insiste en que es necesaria una reestructuración de la deuda

Desde que el pasado lunes se pusiera sobre la mesa el plan de viabilidad, la cúpula de Abengoa apuntó que si los bancos no aceptaban su estrategia y se declaraba el concurso de acreedores, la compañía se vería abocada a su liquidación definitiva. Es la idea que manejan los responsables de la ingeniería para advertir a las entidades que es la peor salida entre las posibles vías para resolver el problema de la corporación.

Los directivos de Abengoa sostienen que ir hacia la quiebra técnica del grupo, como podrían haber barajado algunas entidades, es una solución que «no conviene a ninguna de las partes», indican fuentes cercanas a la corporación sevillana. Insisten en que su caso no es comparable al de otros concursos, como el de Pescanova, del que la corporación alimentaria gallega se ha recuperado recientemente.

Porque la liquidación de una ingeniería, «con proyectos como activo principal, supondría perderlos». Los acreedores -indican desde la empresa- no podrían recuperar en esta caso todo el dinero invertido.

El grupo sigue planteando que parte de la solución pasaría por una quita de la deuda que, una opción que la banca ha descartado tajantemtene. «No aceptará ningún tipo de quita», han indicado fuentes cercanas a una negociación en la que las posiciones se encuentran muy enfrentadas. Para Abengoa, su plan de viabilidad incluye recortes «suficientes» para afrontar el futuro. Y consideran que, entre esas medidas, no tendrán que realizar «grandes salidas de empleados».

Donde se van acercando más posturas es a la hora de dar luz verde a la línea de liquidez de 160 millones de euros necesarios para que la corporación haga frente a sus gastos más inminentes hasta dentro de dos meses. A este capital no haría falta aportar más dinero, ya que el resto de compromisos se podrían completar con las desinversiones anunciadas.

publicidad
publicidad
publicidad