Vocento 15 años 18 de Diciembre, 09:38 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

preconcurso

Abengoa aspira a aplicar una quita del 66% para sortear la quiebra

J.M.Camarero

Los bonistas podrían dotar una nueva línea de liquidez de hasta 100 millones antes de fin de mes

Las negociaciones del plan de viabilidad de Abengoa comienzan este miércoles con las entidades financieras acreedoras a las que la compañía espera convencer para que acepten una quita de la deuda actual del grupo del 66%. Esa es la intención de los bonistas de la firma ingeniera de renovables, lo que supondría reducir el importe del endeudamiento total hasta los 3.000 millones de euros, aproximadamente, frente a los más de 9.000 millones que la multinacional acumula en la actualidad.

Sin embargo, la banca acreedora -agrupada en el denominado G7- tendrá que analizar esta propuesta en las próximas jornadas, aunque existen dudas para sostener esta posibilidad. En un principio, ni siquiera se habrían planteado aceptar la posibilidad de aplicar ningún tipo de quita, indican fuentes cercanas, aunque todo depende del desarrollo de las próximas reuniones. La banca también está a la espera de que la sociedad presente el plan de viabilidad elaborado por Alvarez & Marsal, que previsiblemente se conocerá en los próximos días.

Si se optara por la capitalización de la deuda, además del canje de bonos por acciones, implicaría que bancos y bonistas se harían con aproximadamente el 75% del accionariado del grupo, lo que diluiría al 25% la participación de los actuales accionistas, entre ellos la familia Benjumea y los restantes fundadores, agrupados en la sociedad Inversión Corporativa, que verían reducida su participación a cerca del 8%.

La reducción de la deuda, que se quedaría en un 33% de la actual, es una de las aspiraciones de la empresa, cuya negociación irá en paralelo a las conversaciones para dotar de liquidez a la corporación antes de que acabe este mes. Los bonistas de Abengoa serían los encargados de inyectar la segunda asistencia financiera del capital necesario para la asegurar la continuidad de las actividades de la empresa, según indican fuentes cercanas a las negociaciones. Esta nueva dotación, que se sumaría a la que realizaron los bancos acreedores a finales de diciembre, tendría un importe de entre 60 y 100 millones. Hasta finales de marzo, las necesidades de la empresa rondan los 200 millones.

publicidad
publicidad
publicidad