25 de Septiembre, 23:26 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

START UP

Digital Origin: Créditos al instante, sin esperas ni papeleos

Esta start up financiera recibió una inversión de 15 millones de euros por parte del fondo holandés Prime Ventures, una de las más abultadas del sector.

Con una década de retraso respecto a lo sucedido en otras áreas como el comercio minorista o la música, la tecnología está produciendo un cambio disruptivo en el mundo de los servicios financieros, con la aparición de plataformas online más dinámicas, que van a obligar a los bancos tradicionales a modernizarse. En España, una de las compañías que está tratando de hacerse un hueco en este espacio es Digital Origin, una start up fundada en Londres, en 2011, por la española Marta Plana, el francés Pascal Pegaz-Paquet y el sueco Rolf Cederström. «Los tres veníamos de trabajar en Palo Alto y habíamos coincidido por razones laborales. Nos sentamos a pensar en nuevos modelos de economías y vimos que el «fintech» era un mundo no desarrollado que en España podría tener una buena penetración. Empezamos a estudiar distintas opciones hasta que desarrollamos un algoritmo propio y lanzamos quebueno.es, una plataforma que concede pequeños préstamos en función del comportamiento que un usuario tiene en el ordenador», explica Marta Plana. Según se explica en la web, el robot de la plataforma permite que el cliente reciba hasta 300 euros en su cuenta bancaria (900 euros si ya es usuario) en quince minutos y sin papeleo. Deberá devolverlos en un plazo máximo de 30 días junto con los intereses, que varían en función de la cuantía y el plazo. Si pide el máximo, deberá abonar 89 euros, lo cual implica un interés del 29,6 por ciento, muy elevado en comparación con los préstamos al consumo que ofrece la banca tradicional. Si bien, el atractivo de este tipo de herramientas consiste en su rapidez y también en el hecho de que el interés no aumenta, si el cliente finalmente no puede pagar el día acordado.

Rechazan el 80 por ciento de las solicitudes

Para determinar la idoneidad del candidato, el robot realiza un cuestionario con una serie de preguntas sencillas, que van cambiando cada vez. «Rechazamos el 80 por ciento de las solicitudes y tenemos una mora del 7 al 10 por ciento. Nuestro negocio no se basa en los que no pagan, sino en los que sí pagan y repiten», explica Marta Plana.

Asimismo, Digital Origin ha lanzado un segundo producto, pagamastarde.com, para aplazar el pago de compras. Aunque todavía tiene poco rodaje, Plana asegura que está teniendo buena acogida en empresas como El Corte Inglés o Telefónica.

Sin marco legal en España

Plana explica que no existe un marco legal que regule la actividad de los servicios financieros que están surgiendo con las nuevas tecnologías, lo que les ha obligado a acogerse al código de buenas prácticas inglés. Por eso, Plana pide que se regule esta de actividad para evitar el riesgo al que se han tenido que enfrentar otras start up como Uber o Airbnb. «Queremos que las nuevas economías digitales tengan un espacio en España, que el Congreso regule esto y que vea que este negocio tiene cabida pese a los bancos. Internet nos puede poner a la vanguardia en el mundo «fintech», que ya no es futuro sino presente», dice.

Un fondo holandés, accionista

Los fundadores iniciaron la compañía con unos 4 millones de euros de capital propio. En 2014, vendieron el 30 por ciento de la compañía a Prime Ventures por 15 millones, «una de las mayores rondas que ha tenido España en años».

Oficinas en Barcelona y Madrid

 El equipo ya asciende a 60 personas, que vienen de compañías como Google o Apple. Plana cuenta que los empleados pueden disfrutar del gimnasio y de la guardería de la empresa.

publicidad
publicidad