23 de Octubre, 06:12 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

START UP

Mobincube o cómo crear tu propia app sin saber de programación

Estos emprendedores han ideado una herramienta para que personas sin conocimientos técnicos creen aplicaciones para móviles y ganen dinero con ellas

El uso de Internet a través del móvil ya ha superado los accesos a través del PC. Y gran parte de ese uso se hace a través de aplicaciones. Conscientes del potencial que iba a tener este mercado, Fernando Marzal, Ignacio Roda, Carlos Iborra y Juan Manuel Torrescusa decidieron lanzar en 2008 (prácticamente coincidiendo con la irrupción del iPhone y de Android) Mobincube, una herramienta para que personas sin conocimientos de programación pudieran crear este tipo de aplicaciones. La plataforma estuvo lista a finales de 2011 y, desde entonces, se han creado unas 100.000 app con ella, de las cuales unas 12.000 han sido publicadas en Google Play o la App Store. Unas 200.000 personas al día se instalan una app diseñada con Mobincube.

El secreto del éxito de este software es su facilidad de uso. «Solo tienes que añadir pantallas a tu app y el resto es coser y cantar: arrastrar, soltar, copiar, pegar y hacer click. Y, si necesitas un empujoncito, puedes utilizar nuestras plantillas como punto de partida», explica el propio portal de Mobincube. Los usuarios pueden diseñar tantas aplicaciones como quieran, tanto para uso personal como profesional. En ese sentido, con Mobincube se han creado desde apps para una boda a aplicaciones para empresas. El uso de la plataforma es gratuito, aunque se pueden contratar diversas versiones premium por un precio que va desde los 2,99 euros hasta los 99,9 euros que se cobran a las agencias profesionales.

SUSCRIPCIONES DE PAGO

Sin embargo, aunque las suscripciones generan una recurrencia mensual, la principal «pata» del negocio es la venta de publicidad, tal y como explica Fernando Marzal.

«Ponemos anuncios dentro de las aplicaciones y los usuarios se llevan el 70 por ciento de los ingresos que éstos generan», relata. Según cuenta, hay «gente que está ganando 2.000 y 3.000 euros en su casa, creando aplicaciones con Mobincube». Por su parte, la facturación de Mobincube se situó en torno a los 200.000 euros, el año pasado.

Con estos mimbres, el objetivo es alcanzar los números negros de cara a final de año, una meta para la que la expansión internacional va a ser fundamental. Por eso, Mobincube ha abierto una delegación al lado de Silicon Valley, para «acelerar el crecimiento, ganar en visibilidad y tener acceso a colaboradores que ayuden a mejorar las cifras», tal y como relata Marzal.

INVERSORES Y BUSINESS ANGELS

Dos millones de euros de inversión. Mobincube ha recibido cerca de dos millones de euros en diversas rondas de financiación y, ahora mismo, está «casi en números negros». Entre sus inversores figuran Inveready, Fundación Bankinter, la cartera de inversiones de Cementos Molins, el Ministerio de Industria, Enisa, CBTI y el Instituto Valenciano de Finanzas.

Objetivo: duplicar los usuarios. Mobincube tiene unos 800.000 usuarios registrados y espera finalizar el año en torno al millón, antes de duplicar la cifra, el año que viene. De los usuarios actuales, en torno al 15 por ciento son americanos y otro 15 por ciento españoles. También hay usuarios de Latinoamérica e India, un país en el que están creciendo mucho. La plataforma está disponible en español, inglés, italiano, portugués y, en breve, en francés, ruso y alemán.

Sin mucha competencia. Hay unas 20 ó 30 plataformas que permiten crear apps de manera rápida y sin programar. Exceptuando tres, todas están dirigidas al sector más profesional. Y las otras tres no permiten ganar dinero desde una versión gratuita, según Marzal.

publicidad
publicidad