Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

sin conexión

Las eléctricas cobran el 50% extra de alquiler en los nuevos contadores

J.M.Camarero

El regulador, contrario a que se facturen 0,33 euros más al mes en 1,7 millones de medidores inteligentes instalados, pero «deshabilitados»

Máxima tensión entre la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y las compañías eléctricas a cuenta del alquiler de los contadores inteligentes que las empresas han instalado en los últimos meses, pero que no se encuentran efectivamente habilitados para utilizarlos como tales. El regulador insiste en la recomendación que ya publicó en su informe de julio y que ahora ha remitido en una respuesta a la denuncia planteada por la organización Facua. A los clientes que cuenten con aparatos de telemedida instalados, pero que aún no estén operativos, se les debería seguir cobrando el precio del equipo correspondiente a los antiguos: 0,65 euros al mes (0,54 euros más IVA). Pero las comercializadoras aplican la nueva tarifa, de 0,98 euros (0,81 más IVA) desde el momento en el que se ha realizado la sustitución, alegando que la ley determina que así se debe realizar.

Se trata de 33 céntimos al mes para una factura que, de media, se situó en los 72 euros en agosto. Pero son muchos los titulares de contratos eléctricos que se encuentran en ese periodo de indefinición de tener un contador inteligente 'instalado' pero no 'habilitado'. En concreto, hasta el pasado mes de julio, las empresas del sector habían sustituido 11.911.879 de equipos. De ellos, 10.194.341 se encuentran «efectivamente integrados», según los datos de la CNMC. Es decir, hay 1.717.538 de clientes con nuevos equipos de telegestión, pero sin que estén disponibles para esas funciones. La diferencia entre la interpretación reglamentaria que hace el regulador y la facturación acorde a la ley que realizan las compañías les estaría suponiendo a éstas unos ingresos mensuales medios de unos 463.000 euros entre todos los recibos que se encuentran en esta situación. E incluso el Estado estaría recaudando anticipadamente otros 100.000 euros al mes en concepto del IVA (21% del importe base) que los usuarios pagan por el alquiler.

En su respuesta del 1 de septiembre a la denuncia que Facua realizó en noviembre del año pasado, instando a la Comisión a que se pronunciase sobre la facturación de los contadores, el organismo regulador indica que a los titulares de electricidad con equipos nuevos pero no habilitados «debería cobrárseles el precio del alquiler del equipo de medida correspondiente a los antiguos contadores monofásicos». Esto es 0,65 euros frente a los 0,98 euros (en ambos casos, con IVA incluido), «puesto que no se están beneficiando de las funcionalidades de los nuevos equipos de medida». Facua cree que este cobro «irregular» representa para el sector «un beneficio extra de decenas de millones», que la organización exigen que devuelvan.

Sin embargo, las compañías del sector indican que la facturación del alquiler se ajusta a la legalidad. Porque la ley no determina que la nueva tarifa deba ser abonada cuando el contador esté plenamente habilitado, sino desde el momento de su instalación, apuntan fuentes del sector. La legislación afirma que ese precio no sólo incluye el coste material del equipo, sino que también lleva asociados los costes de instalación, operación y mantenimiento y los de verificación, pero en ningún momento se ha relacionado la aplicación del precio publicado con la efectiva integración de los mismos. Desde el propio regulador reconocen que aunque recomiendan que no se facture de esta forma, tampoco hay una normativa que diga lo contrario a esta práctica, que se considera complemente legal.

La renovación del parque de contadores permitirá que a más de 11 millones de usuarios se les facture la luz por horas a partir del día 1 de octubre. En este sentido, el ministro de Industria, José Manuel Soria, anticipó este lunes que existe un «margen mayor» para rebajar los costes regulados del recibo de la luz gracias al superavit de tarifa de 250 millones de euros. Este saneamiento permitió al Gobierno reducir los costes regulados un 4% desde agosto. Además, a partir de mañana, el precio de la bombona de butano bajará otro 5%, hasta los 12,76 euros, tras los recortes de mayo y marzo del 10,7% y del 9,7%, respectivamente

publicidad
publicidad