25 de Enero, 03:57 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

En un periodo de cinco años

Colonial pide hoy a su junta autorización para lanzar bonos por 2.000 millones

EUROPA PRESS

Colonial solicitará hoy a su junta general de accionistas autorización para poder realizar emisiones de títulos de deuda por un importe total de 2.000 millones de euros y en un plazo máximo de cinco años, en caso que lo considere oportuno.

La inmobiliaria participada por el Grupo Villar Mir busca contar con permiso de sus socios para acudir al mercado de capitales mientras actualmente aborda una estrategia de crecimiento e inversión inmobiliaria.

Entre el resto de puntos del orden del día de la asamblea de figura la reeleción de la firma auditora y la aprobación de las cuentas anuales y el informe de gestión.

Colonial celebra hoy viernes, 24 de abril, su segunda junta de la nueva etapa que emprendió a comienzos del pasado año, cuando cerró un proceso de saneamiento y reestructuración, reequilibrar su balance y recortar deuda, y se dotó de una nueva estructura accionarial.

En la actualidad, el Grupo Villar Mir figura como primer socio de Colonial, con un 24,5% de su capital, por delante del fondo soberano de Qatar, que cuenta con un 13,1%. Asimismo, MoraBank y el grupo Santo Domingo cuentan con un 7% respectivamente, y tres fondos de inversión internacionales, con un 3% cada uno.

INVERSIÓN.

En su nueva fase de crecimiento, Colonial prevé invertir unos 300 millones de euros este año, principalmente en la compra de nuevos activos inmobiliarios en España, según avanzó recientemente su consejero delegado de la compañía patrimonialista, Pere Viñolas.

La estrategia de la compañía participada por Villar Mir pasa por comprar inmuebles en buenas ubicaciones, y que pueden ganar valor con una rehabilitación, para posteriormente alquilarlos con mejores rentabilidades.

Colonial, centrada en la explotación de inmuebles de oficinas en zonas 'prime' de Barcelona, Madrid y Francia, no descarta asimismo vender algún edificio del mercado doméstico o galo si reciben una buena oferta.

La inmobiliaria que preside Juan José Brugera dejó atrás los 'números rojos' en 2014, al cerrar el ejercicio con un beneficio neto de 492 millones de euros, gracias fundamentalmente a la desconsolidación de Asentia, su residual negocio de promoción inmobiliaria.

publicidad
publicidad