Vocento 15 años 23 de Octubre, 13:48 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

MOTOR SEGURIDAD VIAL

Carné por puntos, un gran negocio para unos pocos, según estudio de Autofácil

Noticias EFE

El carné por puntos es "un gran negocio para unos pocos", según desvela el estudio realizado por la revista especializada Autofácil, que pone al descubierto que sólo el 2,71 % de las autoescuelas españolas monopoliza la formación para la recuperación de los puntos.

Autofácil pone así al descubierto los aspectos más "turbios", según su calificativo, del proceso de recuperación de puntos, una actividad que en 2013 generó 22,94 millones de euros.

Recuerda este medio que en julio del año 2006 entró en vigor en España el nuevo carné de conducir por puntos en nuestro país y casi una década después el sistema se ha revelado como un negocio de "notables beneficios, repartidos de una manera, cuando menos, peculiar".

Autofácil ha investigado en profundidad el sector y en el número de mayo desvela los aspectos más oscuros del proceso, en el que como punto de partida, tan sólo 249 autoescuelas en toda España impartir los cursos de recuperación de puntos con la citada facturación de 22,94 millones de euros, dato calculado a partir de la información del Balance de Resultados e Informe de Gestión de la Dirección General de Tráfico de 2013.

La revista ha confirmado que desde la puesta en marcha de estos cursos de recuperación, en 2006, el número de personas que los realiza ha pasado de 3.951 alumnos en 2007 a 72.162 en 2013.

Sobre quien forma parte del negocio del carné por puntos, Autofácil señala que en la actualidad la Confederación Nacional de Autoescuelas se encarga de establecer qué centros imparten estos cursos de recuperación.

Entre otros datos, el medio ha podido averiguar que CNAE ingresó por este concepto, aproximadamente y en función de las cifras expuestas con anterioridad, unos 2,88 millones de euros.

Además de este trabajo de investigación, el nuevo número de Autofácil explica las razones por las que cada vez hay menos conductores jóvenes, ya que desde 2008 hasta 2014 han descendido un 30 % aproximadamente.