11 de Diciembre, 10:34 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

la semana que viene sale a bolsa

AENA vuela hacia el Ibex: ¿Merece la pena aunque sea a precio de oro?

Hace mucho tiempo que una salida a bolsa no generaba tanta expectación como la de AENA, el gestor de los aeropuertos españoles. Pero los analistas lo tienen claro. La colocación es cara.

Hace mucho tiempo que una salida a bolsa no generaba tanta expectación como la de AENA, el gestor de los aeropuertos españoles. Fuera y dentro de España, las ganas de entrar en la compañía parecen no tener límites, por mucho que Fomento haya vuelto a elevar el rango de valoración, colocando el precio mínimo en 55 euros y el máximo en 58 euros, muy lejos de los 43 euros de los que se habló inicialmente. En la parte negativa, el precio parece muy caro. En la positiva, que el valor volará hacia el Ibex 35 nada más despegue en el parqué. ¿Merece la pena entrar a estos precios?

La mayoría de los analistas consultados coinciden al señalar lo que todo el mundo sospecha, que es una OPV para bolsillos potentes. "Es cara", resume Javier Flores, director del departamento de Estudios de Asinver. A su modo de ver, las expectativas "son exageradas porque al final habrá mucho ruido y pocas nueces". Es más, recuerda Flores, en términos de valoración por comparables AENA "está fuera de precio".

Con la nueva horquilla, el PER rondará las 14 veces y la rentabilidad por dividendo estará en torno al 3%. El "precio es un poco justo y la yield deja de ser un poquito atractiva", apunta un broker con sede en Madrid. A todo esto, solo el 10% de la colocación va a los pequeños inversores. Carlos Farrás, socio director de DPM Finanzas Eafi, cree que la adjudicación que van a recibir los minoristas no será muy significativa; y si a eso le sumamos el precio al que salen los títulos, "no creo que sea una gran operación", sostiene este experto.

Con todo, hay algunas ventajas que los inversores pueden intentar buscar con el gesto de los aeropuertos, pese al elevado precio. Lo más evidente, como explican desde una gestora madrileña, es que AENA "entrará con toda seguridad en el Ibex 35" una vez esté cotizando. Lo hará por liquidez, por peso y por capitalización, y sus más de 8.000 millones en valor de mercado le permitirán superar a clásicos del selectivo como Enagás. Esto es una ventaja, porque en cuanto se confirme la entrada en el índice, los fondos que hacen replican al selectivo español deberán incluirla en cartera.

En todo caso, el perfil de los inversores es una variable a tener muy en cuenta a la hora de pensar en una compra. Como explica Carlos de la Parra, analista de la firma Bull4All Eafi, aunque la rentabilidad por dividendo va a bajar un poco, conviene no olvidar que la empresa destina a dividendos la mitad de los beneficios, por lo que este experto sigue considerando a AENA "muy adecuada para carteras defensivas". También recuerda este experto que la compañía ha sabido incrementar sus ingresos en un momento en el que bajaba el tráfico de viajeros, lo que ha complementado con reducción de costes. Además, no tendrá que hacer grandes inversiones. En su opinión, si estamos ante una oportunidad "interesante".

Por el contrario, aún hay ciertas dudas con el modelo de negocio, porque gran parte e los beneficios que presenta AENA proceden de los aeropuertos de Madrid y Barcelona. Javier Flores apunta también a este respecto que el conglomerado "no está desagregado". Es decir, por un lado la compañía gestiona aeropuertos (esfera privada) pero por otro es gestora del tráfico aéreo. Y aunque hay una ley que permite la separación, el mercado aún no sabe cómo puede funcionar. Esa mezcla de lo público con lo privado puede ser un problema.

Como también lo es el hecho de que hay muchos aeropuertos que pierden dinero. Algunos gestores creen que AENA podría intentar deshacerse de este lastre una vez se complete la salida a bolsa. En este sentido, Javier Flores cree que esta opción no se dará, ni siquiera a medio plazo.

Otro aspecto comprometido es que, previsiblemente, se van a quedar fuera del núcleo duro de la compañía compañías como Ferrovial o TCI, cuya gestión del negocio es muy valiosa. El valor añadido en la gestión que se puede perder puede ser importante. 

En lo que si coinciden muchos expertos es que en que, a estos precios, y puesto que estamos hablando de un negocio ya maduro, donde las oscilaciones del beneficio brillan por su ausencia, tampoco se pueden esperar muchos vaivenes en la cotización. O dicho de otra forma, que habrá que pensar en un potencial de subida cuando menos limitado. 

publicidad
publicidad