Vocento 15 años 18 de Diciembre, 12:04 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

duro informe

Consumo expulsó a Ausbanc del registro por falta de transparencia e independencia

La Agencia Española de Consumo resolvió el pasado 28 de marzo expulsar a Ausbanc Consumo del registro de asociaciones de consumidores. En un contundente informe al que hemos tenido acceso, la agencia habla de falta de independencia y transparencia.

La Agencia Española de Consumo resolvió el pasado 28 de marzo expulsar a la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios-Ausbanc Consumo del Registro de Asociaciones de Consumidores (REACU), donde se encontraba inscrita desde marzo de 2012. La razón es la falta de independencia y transparencia para defender los intereses de los consumidores.

La resolución de expulsión fue publicada en el BOE el 24 de mayo de 2014 a efectos de notificación al interesado,"ante el resultado infructuoso de los diversos intentos en el domicilio para tales efectos", dice el boletín. Pese a la contundencia de los argumentos que maneja Consumo para expulsar a Ausbanc, cuando la noticia saltó a la luz, esta asociación, que preside Luis Pineda Salido, difundió una nota de prensa en la que argumentaba que había tomado la decisión de darse de baja en el registro de asociaciones de consumo con fecha 5 de mayo de 2014, cuando en realidad era la agencia de consumo quien la había expulsado el 28 de marzo de 2014. 

En la nota de prensa, Ausbanc aseguraba que dejaba el registro para poder defender a todos sus clientes sin "tener que aceptar subvenciones que coarten y limiten su capacidad de decisión", pese a que la asociación ha sido beneficiaria de numerosos subvenciones, lo mismo que el resto de asociaciones de consumo. Sin ir más lejos, por ejemplo, los 112.350 euros recibidos el año pasado por parte del Ministerio de Sanidad, según aparece recogido en el BOE.

Pero las razones que maneja Consumo para determinar la expulsión de Ausbanc son de peso. Así, según consta en el expediente de expulsión, al que ha tenido acceso Finanzas.com, la agencia ha constatado que Ausbanc Consumo ha realizado operaciones con entidades de carácter mercantil incumpliendo los requisitos de los artículos 29 y 30 del Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Se refiere aquí a las operaciones entre Ausbanc Consumo y Ausbanc Empresas.

En concreto, el artículo 30 de la anterior norma establece que los convenios o acuerdos de colaboración de las asociaciones de consumidores y usuarios con empresas, agrupaciones o asociaciones de empresas, fundaciones o cualquier organización sin ánimo de lucro deberán cumplir los siguientes requisitos: a) Tener como finalidad exclusiva el desarrollo de proyectos específicos de información, formación y defensa de los consumidores y usuarios, mejorando su posición en el mercado. b) Respetar los principios de independencia y transparencia. c) Consistir en la realización de actuaciones, trabajos, estudios o publicaciones de interés general para los consumidores y usuarios. d) Ser depositados, así como sus modificaciones, prórrogas o denuncias, en el Instituto Nacional del Consumo y en la Secretaría del Consejo de Consumidores y Usuarios.

El núcleo de la argumentación gira en torno a la relación entre Ausbanc Consumo, la firma expulsada, y Ausbanc Empresas. La primera se creó en 1986 para la defensa de los usuarios de servicios bancarios, mientras que la segunda se creo en 2002 para desarrollar la actividad en la prestación de servicios jurídicos.

Según recoge la resolución y constata la Agencia de Consumo, en las operaciones realizadas con Ausbanc Empresas, "no hay evidencia alguna de la materialización de las actividades y su efectivo destino a la protección e información de los consumidores", lo que contraviene el artículo 30 de la citada norma.

La Agencia destaca que hay motivos para concluir que la actividad de Ausbanc Consumo, plasmada en sus cuentas anuales, podría no cumplir con los requisitos exigibles a una asociación de consumo de transparencia e independencia: "La información plasmada en las cuentas anuales, las actuaciones de comprobación de la justificación de las subvenciones obtenidas por la interesada en el ejercicio 2012 así como las circunstancias puestas de manifiesto por la denunciante, se detectaron indicios de que dicha actividad podría no atender a los requisitos exigibles", explica la resolución.

Facturas de 1,2 millones

En concreto, "se han observado operaciones entre Ausbanc Consumo y Ausbanc Empresas de elevada cuantía cuyo único soporte son cuatro facturas trimestrales sin que se haya esclarecido el contenido y efectiva realización de las actividades que motivarían esas facturas", lo que la resolución considera contrario a los principios de transparencia e independencia.

En lo que respecta a la relación de Ausbanc Consumo con Ausbanc Empresas, la resolución destaca que "se ha solicitado explicación sobre las actividades realizadas que dan lugar a una facturación superior al millón de euros, acreditando el contenido y realización de dichas actividades".

De acuerdo con la resolución, estas cuatro facturas trimestrales emitidas por Ausbanc Consumo ascienden a 1,2 millones de euros y se realizan por el siguiente concepto: "asistencia técnica y jurídica en la organización y celebración de cursos, seminarios y foros, etc. Arrendamiento de instalaciones y equipos para el asesoramiento, formación e información al público en materia de derechos del consumidor en 20 oficinas provinciales". Sin embargo, dice Consumo, "en ninguno de los repetidos requerimientos se ha aportado evidencia de la realización efectiva y contenido de esas actividades en pro de la defensa de los consumidores que originaron el elevado importe facturado".

Es decir, la agencia trata de constatar que el dinero facturado por Ausbanc Consumo (1,2 millones) por realizar actividades en defensa de los consumidores se corresponde con la efectiva celebración de esos actos; pero esto es algo de lo que la Agencia de Consumo no tiene ninguna evidencia.

En este entramado de apuntes entre las dos sociedades de Ausbanc, la resolución detecta inconsistencias contables. Así, mientras que se factura 1,2 millones de euros por arrendamiento de instalaciones y equipos, en el balance que integran las cuentas anuales de ese año se cifra el valor del inmovilizado en 43.108 euros, "resultando así una notable divergencia entre el valor del inmovilizado y el rendimiento económico que genera".

De esta forma, concluye la resolución, "Ausbanc Consumo no ha aportado explicación ni evidencia alguna sobre las actuaciones que dan lugar a los ingresos de 1,2 millones que figuran en sus cuentas anuales, contraviniendo al menos la necesaria transparencia e independencia" que exige el artículo 30 del RD Legislativo 1/2007.

Pero todavía hay más, como explica el documento: "Semejante conclusión puede afirmarse respecto de los 593.820 euros a que ascienden las operaciones con la mercantil Estructuras y Servicios Inmobiliarios S.L., cuya realización, contenido y finalidad no se aclaran ni se aporta convenio alguno en que se basen".

Y En definitiva, indica la resolución, "se trata de determinar que la importante transferencia de fondos desde Ausbanc Empresas a la interesada se debe a la realización efectiva de actividades en defensa e interés legítimo de los consumidores y usuarios (...), circunstancia que no ha sido posible constatar dada la falta de información y documentación".

publicidad
publicidad
publicidad