21 de Enero, 07:48 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

RESULTADOS 2013

Mutua Madrileña mejora un 3,6% sus beneficios, hasta los 196 millones de euros

La aseguradora se apoya en SegurCaixa Adeslas, que ya aporta un 37,7% a los resultados del grupo, y mejora un 6,3% los ingresos por primas

El Grupo Mutua Madrileña ha mejorado sus resultados de 2013, tras incrementar tanto los beneficios de la aseguradora, como al superar a la media de los ratios del sector en los que se encuentra. La compañía presidida por Ignacio Garralda obtuvo un beneficio neto de 196 millones de euros en 2013, lo que supone un incremento del 3,6% con respecto a las ganancias de 189,3 millones registradas en el ejercicio anterior. 

La fortaleza de SegurCaixa Adeslas, la compañía de seguros de salud participada por Mutua Madrileña y CaixaBank, es clave para entender los resultados y la evolución del grupo asegurador. Porque sólo SegurCaixa Adeslas aporta ya 73,8 millones de euros a los resultados de la compañía, esto es, un 37,7%, frente al 31% que contribuía en los resultados de 2012.

Las primas del grupo han mejorado un 6,3%, hasta los 3.872 millones de euros, lideradas por el ramo de Salud (1.888 millones), con un incremento del 2,7%. "La crisis se ha notado en todos los ramos", indicaba Ignacio Garralda en la presentación de resultados. "Pero en el que menos se ha sentido ha sido en Salud, porque ofrece un servicio muy bueno y, en nuestro caso, nos caracterizamos por el liderazgo" de SegurCaixa Adeslas. De hecho, Garralda ha insistido en que esta compañía participada por Mutua Madrileña "ha cerrado un ejercicio magnífico" y ha recordado que lidera su mercado con una cuota del 27%, muy por delante de sus competidores.

Mutua Madrileña ha conseguido mejorar los ingresos por primas en todas sus ramas, excepto en la de Autos, en la que esta cifra ha descendido un 1,9%, hasta los 1.232 millones de euros, como consecuencia de la fuerte competencia que se registra en los últimos años en el sector automovilístico. En este ramo, Garralda indicaba que el grupo "se siente cómodo en un ratio combinado del 95%", similar al registrado en 2013. "Si lo reducimos, significaría que las ganancias para la compañía serían mayores y, por tanto, se podrían revertir al mutualista más beneficios, consiguiendo reducir las tarifas de sus contratos".

En otros ramos, el comportamiento de las primas ha sido mejor que en la media del mercado. Por ejemplo, en Hogar, las primas han crecido un 14,7%, hasta los 365,3 millones de euros, frente a la caída del 1,3% del sector; y en Vida, las primas de Mutua crecieron un 122,9%, frente al retroceso del 2,9% sectorial.

La compañía, que cerró 2013 con más de 8,4 millones de asegurados, "quiere seguir creciendo de forma orgánica", expresaba su presidente. "Si compramos algo en el mercado, tiene que ser una compañía que no nos genere problemas de integración", indicaba Garralda. En cuanto a la expansión internacional, el presidente del grupo anticipaba que ya se están tomando contactos con diversos agentes del sector en Latinoamérica, pero que "no hay prisas, porque ya hemos visto que el riesgo-divisa es muy importante en este área geográfica", lo que podría dañar alguna posible operación que materializara Mutua Madrileña.

En el campo macroeconómico, Garralda valoró como "dos grandes éxitos" tanto la reforma laboral como la bancaria y vaticinó "un mayor optimismo de cara a este ejercicio". Aunque, en el caso concreto de Mutua, indicaba que "la rentabilidad prevista no puede ser tan elevada este año como la del ejercicio anterior", cercana al 7,9%. Por eso, "trataremos de buscar inversiones alternativas" que puedan mejorar esa rentabilidad en un entorno de posible subida de tipos y de recuperación económica a medio plazo.

En el plano inmobiliario (el  Grupo Mutua Madrileña ostenta un 25% de sus inversiones en inmuebles, frente al 8%, de media, del sector asegurador, algo "excesivo", a juicio del presidente), Garralda explicaba que están recibiendo ofertas por determinados edificios de la zona "premium" de Madrid, como el Paseo de la Castellana. "Si vendemos algo, nuestro nivel de exigencia es mayor que antes del pasado verano", anticipaba.

publicidad
publicidad