Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

19.000 millones de dólares

WhatsApp: Las cuatro razones por las que Facebook ha pagado una millonada

J.J.A

La compra de la popular red de mensajería WhatsApp por parte de Facebook ha dejado al mercado impresionado. Se trata de la mayor adquisición realizada hasta ahora por la red social, que pagará 19.000 millones de dólares para hacerse con la tecnológica más pujante del momento. La revolución que ha supuesto esta red de mensajería es total, pues ha cambiado por completo la forma de las comunicaciones personales vía teléfono móvil, antes dominadas por los SMS. Y han creado un estándar. La gente no dice "te mando un mensaje" sino "te mando un whatasapp", lo que da una idea de la enorme penetración que tiene entre los usuarios.

Las cifras son mareantes, especialmente para una empresa tan joven. Para hacernos una idea, Facebook está pagando más del doble de sus ingresos anuales por una empresa que todavía no tiene beneficios. Y la cifra ronda la capitalización aproximada que tiene un gigante como Sony. Pero el mal de altura no hace mella en Wall Street porque los analistas consideran que la compra tiene todo el sentido estratégico. Y al menos hay cuatro razones para ello.

1.- 450 millones de usuarios activos, todo un aval

WhatasApp tiene 450 millones de usuarios activos, cifra que ha alcanzado más rápido que cualquier otra empresa en la historia, explican los analistas de Sequoia Capital. Por cada uno de los 450 millones de usuarios que tiene WhatsApp, la red social ha pagado 42 dólares, pero si la cuenta se extrapola a los 55 empleados que tiene la red de mensajes, cada uno de ellos saldría a 345 millones de dólares. Mucho dinero, se mire como se mire, y en muy poco tiempo. Hace apenas nueves meses, la empresa anunció que tenía 200 millones de usurarios, y en menos de un año ha más que duplicado esa cantidad.

Este nivel de crecimiento supone que más de un millón de personas cada día se descargan la aplicación y comienzan a chatear, con lo que el ritmo de crecimiento diario es de un 72%, frente a un ratio estándar en la industria que oscila entre el 10% y el 20%. ¿Cómo se explica semejante circunstancia? En Sequoia apuntan que la red social es rápida, fiable y fácil de usar, pues se limita a coger a la gente que te importa, a la que tienes en tu libreta de direcciones, para ponerte en contacto con ellos. Además, WhatsApp ha crecido atrayendo a una gran cantidad de público joven y es mucho más fuerte que Facebook en Europa, América Latina, África y Asia.

2.- El precio es bueno

Puede parecer una locura pagar por una empresa el doble de tu facturación anual, pero con todo, los analistas creen que el precio pagado por WhatsApp es bueno. Los analistas de Bankinter, según sus cálculos, creen que "en términos de coste/usuario, Facebook paga unos 42,2 dólares/usuario activo contra 107,6 dólares/usuario propio actual, lo que intuitivamente parece un precio atractivo", apuntan. No obstante, "conviene recordar que Whatsapp no tiene beneficios, pero sí Facebook", hasta, 1.491 millones de dólares en 2013, a pesar de lo cual "creemos que no justifica su actual capitalización.

En el caso de Twitter, que tiene 241 millones usuarios, el mercado hoy "paga" 130,7 dólares/usuario (capitaliza unos 31.500 millones dólares), "lo que vuelve a hacer que el precio pagado por Facebook en el caso de Whatsapp no parezca "caro"... pero sólo en términos relativos, apuntan en Bankinter.

3.- El modelo de negocio es atractivo, nada intrusivo

Uno de los fundadores de WhatsApp, Brian Acton, tenía muy claro que la red de mensajerías tendría que ser una experiencia única; por eso, aplicó desde el principio el lema "sin anuncios, sin trucos, sin juegos". Y para ser fiel a estos principios, la empresa decidió financiarse cobrando 1 dólar al año, cantidad que no ha frenado la llegada de nuevos usuarios.

Según comentan en Sequoia, al menos una docena de competidores de WhatsApp se financian con publicidad, pero ellos "eligieron un camino distinto". Su obsesión era, cuanto menos sepamos de nuestros clientes, mucho mejor. Por eso, la empresa no recopila información personal como nombre, dirección, sexo o edad, entre otras cosas. Y el registro se hace con el número de teléfono, una importante novedad que elimina la frustración de haber olvidado el número de usuario y la contraseña.

Es indudable que Facebook ha valorado todos estos intangibles, aunque la duda que ahora mismo asalta a los analistas es cómo conseguirá la empresa de Zuckerberg rentabilizar la inversión. Y cabe la posibilidad de que este modelo de negocio cambie en el futuro, lo que no deja de ser un riesgo. "Si bien no esperamos que haya cambios significativos en la mensajería a corto plazo, el valor real podría estar en la capacidad de la plataforma para incorporar nuevas funcionalidades, como la distribución de aplicaciones", apunta Ben Schachter, analista de Macquarie.

En este sentido, los expertos de Bankinter explican que Facebook necesita ir realizando adquisiciones para incorporar una cartera de "apps" realmente amplia que abarque distintos tipos de clientes desde un punto de vista demográfico, por lo que seguramente seguirá realizando adquisiciones de este tipo "Esto es una necesidad estratégica para la compañía, por lo que nos fijaríamos más bien en esas compañías pequeñas a que aludimos que podrían ser objetivo de compra, antes que en Facebook", apuntan.

Para David Gelles, de Dealbook, Facebook no quiere vender publicidad como primer objetivo sino que la compra refleja "una nueva estrategia en Facebook" consistente en construir una nueva familia de aplicaciones para apuntalar la propia evolución de la red social. De alguna forma, se trata de dominar todas y cada uno de las formas que tiene la gente para comunicarse. Es lo que hizo la red social cuando compró Instagram en 2012.

4.- Un futuro sin publicidad

"Facebook ha asegurado a Jan y Brian (fundadores de WhatsApp) que no han de renunciar a sus principios y que la aplicación seguirá siendo libre de anuncios", explican en Sequoia. Es más, aseguran estos gestores, "sabemos que Jan, como nuevo miembro de la junta directiva de Facebook, seguirá defendiendo los derechos de los usuarios de WhastApp", explican. En su opinión, "Facebook y WhatsApp encajan con anillo al dedo" pues la firma de mensajería ha logrado crear una fuerte conexión emocional con sus usuarios. Por eso mismo, no han gastado ni un céntimo en marketing o publicidad. Sencillamente, porque ha funcionado el 'boca a boca'

publicidad
publicidad