Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CANT-CIUDADES INTELIGENTES

Santander incuba nuevas 'apps' y acoge el estreno de la plataforma 'FiWare'

Noticias EFE

Santander despunta estos días por ser el vivero donde ochenta creadores alumbran nuevas aplicaciones para 'smart cities', y porque acoge además en primicia la presentación de la plataforma 'Fi-Ware', imprescindible para concurrir a las ayudas de la Unión Europea en el marco del Internet del futuro.

La capital cántabra da un paso más en su avance en el desarrollo de la 'smart city' (ciudad inteligente), y es la sede, hasta el viernes, de un encuentro con triple vertiente: el comité técnico de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), la presentación de la 'Fi-Ware' y las demostraciones de programadores ('hackatones' o encuentro de hacker).

El Palacio de la Magdalena se convierte, a la vez, en un núcleo tecnológico, en vivero de nuevas ideas y en el escenario de la puesta de largo para la 'Fi-Ware'.

Esta plataforma será la base para el desarrollo de los futuros proyectos que financiará la Unión Europea y por eso unos 300 expertos, principalmente empresas y emprendedores, no han perdido la oportunidad de conocerla de primera mano.

En palabras del alcalde de Santander y presidente de RECI, Íñigo de la Serna, la 'Fi-Ware' representa un avance "singular" para la estandarización de los protocolos a la hora de crear "ciudad inteligente".

Y en ese campo tienen mucho que decir las 41 ciudades que forman parte de RECI, y que hoy han celebrado su quinto comité técnico, también en el Palacio de la Magdalena.

De la Serna ha asegurado que en pocas reuniones se han visto tantos avances, todos para hacer la vida más fácil y cómoda al ciudadano.

RECI trabaja, por ejemplo, en iniciativas para ahorro energético en alumbrado o edificios, de riego inteligente y automatizado en parques y jardines, de gestión eficiente de residuos o de buenas prácticas ambientales.

Se trata de una apuesta por la innovación, en la que Santander ha empeñado su esfuerzo durante esta legislatura, para tratar de transformar su modelo productivo.

El alcalde de la ciudad señala que se intenta buscar menos "turismo de congresos y sol y playa", para generar innovación, mejores servicios, atracción de empresas y contribución al talento.

Pero el 'plato fuerte' de estos días en el Palacio de la Magdalena lo constituyen los desarrollos de productos y servicios que más de 80 programadores de todo el mundo van a realizar.

Para facilitar su tarea, el Ayuntamiento de Santander y la Universidad de Cantabria (junto al resto de organismos que impulsan esta cita) han pertrechado las instalaciones de La Magdalena de todo cuanto puedan necesitar.

Incluso, según bromea el alcalde, se ha preparado un sofá para que los creadores "pueda echar una cabezadita" y se tomen un respiro "cuando estén a las tres de la mañana con el ordenador y la vista cansada".

Su reto hasta el viernes es generar una aplicación móvil, con la plataforma 'Fi-Ware' basándose en algunos de los datos de ciudades de RECI, en concreto Santander, Málaga, Sevilla y Zaragoza.

Los programadores que quedaron en los primeros puestos en la Campus Party de Londres trabajan estos días en Santander y, entre los proyectos en ciernes, está, por ejemplo, la posibilidad de usar el teléfono móvil para que desde un bar, en tiempo real, se reciban ofertas de productos de ese establecimiento.

Otra pareja, Ángel y Jesús, han explicado cómo se sirven de datos de Sevilla, Málaga y Santander para que los robot que están diseñando simulen situaciones realistas, y a su vez, ofrezcan nueva información.

Según destacan estos ingenieros, que trabajan en el País Vasco y se conocieron en la Universidad, en Estados Unidos, ésta es "una competición de creatividad", con el mucho juego que ofrecen las 'smart cities' en robótica.

Con sus robot, por ejemplo, los autobuses podrían moverse "de forma más inteligente", evitando grandes flujos de tráfico o enviando coches a las paradas en función de los viajeros que esperan.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información ha elogiado a estos programadores, que prueban que en dos días se puede hacer "lo que una empresa antes no podía hacer en varios meses".