Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EXT-CRISIS VETERINARIOS

Veterinarios ven reducida su actividad por situación actual de la ganadería

Noticias EFE

La situación actual de la ganadería, que afronta diversos problemas como los recortes de las administraciones, está haciendo disminuir la actividad de los veterinarios de la comunidad, según ha expresado el Colegio de Veterinarios de Badajoz.

Su presidente, Julio López Gimón, ha mostrado -en declaraciones a Efe- su preocupación por este hecho, en una comunidad donde, dada la importancia del medio rural, la ganadería es el principal pilar de los veterinarios.

En comunidades como Madrid, Cataluña o Asturias los veterinarios se basan en las clínicas de animales -como mascotas-; sin embargo, en Extremadura está centrada en la ganadería extensiva, ha dicho.

No en vano, ha puesto como ejemplo la provincia de Badajoz, donde solo existen unas 30 clínicas veterinarias, repartidas en los grandes núcleos urbanos -Badajoz, Mérida, Don Benito, Villanueva de la Serena y Almendralejo, entre otros-.

Sin embargo, la ganadería extremeña -como el resto de las actividades del campo- representa un importante peso en el Producto Interior Bruto (PIB) autonómico, a diferencia de otras comunidades con otros sectores más desarrollados.

En la actualidad, Cáceres y Badajoz disponen de unos 2.000 veterinarios colegiados, muchos de ellos destinados al control de las especies ganaderas o a actividades relacionadas, como las fiestas taurinas.

Además, los veterinarios extremeños se han visto afectados de forma "muy importante" en los últimos tiempos por los recortes de las administraciones -como la autonómica-, dirigidas a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS).

Estas agrupaciones conformadas por ganaderos tienen un director técnico veterinario, para quienes el presupuesto ha descendido al bajar el número de servicios solicitados, como indica el presidente del Colegio pacense.

Las ayudas han descendido de forma "brutal" y los ganaderos "no tienen capacidad" para afrontar los gastos del profesional que "se daban antes", en opinión del máximo responsable del Colegio de Veterinarios provincial.

El cerca del centenar de agrupaciones de Defensa Sanitaria lo "están pasando mal" y, como consecuencia, también los veterinarios, pues las aportaciones económicas se reducen y algunos ganaderos se retraen de tratamientos que antes corrían por parte de la administración.

Además, ha alertado no solo de la reducción de los servicios solicitados a los veterinarios, sino también de que están aumentando los impagados.

publicidad
publicidad