Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

MAD-UNIVERSIDADES MADRID

Usar las redes sociales para movilizar tiene límites, según estudio de UC3M

Noticias EFE

Internet y las redes sociales han permitido movilizar a las multitudes para lograr hazañas en tiempo récord o coordinar voluntarios en situaciones críticas pero, pese a la rapidez, su capacidad de convocatoria tiene ciertos límites, según un estudio internacional en el que participa la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M).

La investigación, realizada por científicos de cinco países, analiza el potencial de redes sociales como Twitter y Facebook como herramientas de movilización en desastres naturales, campañas políticas o emergencias sanitarias, y está publicada en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

Experiencias recientes evidencian el poder de convocatoria de las redes y su papel a la hora de coordinar recursos humanos en momentos críticos, pero ¿cuáles son los límites de la movilización social y qué riesgo hay de que la estrategia falle?

Para responder a ello, los investigadores partieron de un problema práctico: ¿cuánto tiempo se tardaría en encontrar a una persona en Estados Unidos utilizando solamente las redes sociales?

"La respuesta que hemos obtenido es que se necesitan dos días de media, pero también hay un riesgo alto de que este tiempo sea superior a un mes", según el profesor Esteban Moro, del departamento de Matemáticas de la Universidad Carlos III, coautor del trabajo junto con científicos de EEUU, Australia, Escocia y Emiratos Árabes.

El estudio tomó como punto de partida un experimento realizado por el Departamento de Defensa estadounidense en 2009, que premiaba con 40.000 dólares a quienes primero localizasen diez globos meteorológicos ocultos al azar ayudándose exclusivamente de las redes sociales.

"El equipo ganador, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), consiguió ubicarlos en un día y queríamos saber si era cuestión de suerte o había alguna razón científica para que sucediera tan rápido", ha explicado el profesor.

"No es sólo cuestión de suerte, las redes ayudan de verdad a propagar con rapidez los mensajes de búsqueda. Pero aunque el tiempo medio para encontrar un objeto o una persona es bajo, la probabilidad de que la estrategia falle es alta", según Moro.

Ello tiene que ver "un poco con la diversidad de los comportamientos de la gente en las redes sociales. Hay personas que dan una respuesta inmediata y otras que tardan varios días en responder", y hay que tenerlo en cuenta a la hora de estimar el tiempo de propagación.

Si lo que se pretende es "movilizar a mucha gente para localizar en un tiempo crítico a un terrorista, una bomba, una persona desaparecida o a los supervivientes de una catástrofe, hay que buscar estrategias que lo resuelvan en cuestión de horas", continúa.

"Nuestra conclusión es que el uso exclusivo de herramientas de información de tipo viral para movilizar a la sociedad en un tiempo límite no es suficiente", advierte.

Hay que asegurar "la participación de instituciones en las redes y que éstas contribuyan a diseñar estrategias de comunicación efectivas para que la gente se involucre", explica.

En España, Moro considera positiva la presencia activa de los servicios de Emergencias y Protección Civil en Twitter, así como la colaboración de las redes de radioaficionados, y recalca que "utilizar solo las redes sin tener en cuenta una estrategia de cómo involucrar a la gente, puede no funcionar".

El estudio también trata de identificar las zonas donde es más difícil buscar algo a través de redes sociales y, para ello, el equipo de investigadores ha estudiado patrones de distribución y movilidad de la población en zonas urbanas y rurales.

"Es más fácil encontrar a alguien en ciudades medianas propagando mensajes de búsqueda a través de redes sociales, porque hay suficiente gente para localizar pero no tanta como para no percatarse de que hay alguien nuevo o diferente" en el lugar.

Por el contrario, "en zonas muy densamente pobladas o muy poco pobladas hay que establecer unas estrategias especiales" para realizar la búsqueda por medio de las redes sociales.

Estos resultados tienen implicaciones en el diseño de mejores sistemas de incentivos para la movilización social, según los investigadores, que hacen también un llamamiento a la prudencia en la estimación de la fiabilidad y de la eficacia de las redes sociales en situaciones límite.

publicidad
publicidad
publicidad