Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

análisis

Esperando el momento de Telefónica

Fernando Mañueco

Telefónica ha bajado un 11% en febrero. Pero los inversores más sabios recuerdan que las grandes compras se hacen en Bolsa, precisamente, en momentos como éstos. No debería ser complicado ver a un rebote en la operadora para llegar a los 10 euros.

Las acciones de Telefónica han operado con poca fuerza desde que la empresa decidiera eliminar el pago de dividendo durante un año. El mercado ha castigado a la operadora. No es de extrañar, porque el cobro periódico de dividendos es uno de los bienes más preciados de los inversores a medio y largo plazo. En este mes de febrero Telefónica ha bajado un 11%. Hace un año cotizaba cerca de 12 euros, en estos días se mueve por debajo de 10. La cotización del valor se acerca a los mínimos que marcó en el pasado mes de agosto. Los expertos creen que Telefónica "no debería" bajar de 9 euros. Confían en que en esa zona se produzca un rebote. Pero es un momento delicado para las acciones de la compañía.

Los inversores más sabios recuerdan que las grandes compras se hacen en Bolsa, precisamente, en momentos como éstos. Pero no debería ser complicado ver a Telefónica de nuevo claramente por encima de diez euros. Y tampoco verla cotizar más arriba según se acerque la vuelta al dividendo. Así piensan muchos expertos. En su última presentación ante analistas, Telefónica reiteró sus objetivos económicos y financieros para el conjunto del ejercicio 2012 y mantuvo la promesa de pagar un dividendo de 0,75 euros por acción con cargo al ejercicio 2013. El primer pago a cuenta se realizará en noviembre de este año. Los accionistas de la compañía han empezado a tachar los días que faltan para ese pago. Los analistas esperan que la compañía vaya incrementado de forma lenta pero progresiva la cuantía de ese dividendo. Aunque, de todas formas, se quedará muy por debajo de los 1,3 euros pagados en 2011 y los 1,5 euros que se habían previsto inicialmente para 2012.

Telefónica publicará sus resultados el jueves 28 de febrero. Son sus cuentas correspondientes al ejercicio 2012. Los expertos esperan que los resultados del cuarto trimestre del año pasado sigan la misma tendencia que en el trimestre anterior, que ya mostraban una clara mejora en las grandes cifras, con aumento del beneficio, mayor generación de caja, mejora de los ingresos y reducción de la deuda neta gracias a las desinversiones. Telefónica ha vendido su participación en China Unicom por 1.100 millones de euros y ha ingresado otros 1.450 millones con la salida a bolsa de su filial alemana O2.Y le queda en la recámara la salida a Bolsa de su filial en Latinoamérica. Es una operación que puede reportar 8.000 millones de dólares.

Los optimistas encuentran otros asideros para la esperanza. Por ejemplo, en que la actividad comercial en España comienza a recuperarse, aunque no se espera una clara mejoría hasta la segunda mitad del año. La Bolsa podría adelantarse a esas buenas noticias. Ya se sabe que la Bolsa es aficionada a anticiparse a los acontecimientos.

Antes la empresa tendrá que salvar algunos escollos. Un de ellos se llama Telco, que es el holding que controla Telecom Italia. Telco ha reducido el valor de su participación en Telecom. Italia hasta 1,2 euros por acción, frente al euro y medio anterior, lo que supone un recorte de 920 millones de euros en el valor de esta participación, que alcanza, tras esta reducción, los 3.600 millones de euros.

Telco posee un 22,4% del capital de Telecom Italia. Telefónica controla, a su vez, un 46% de Telco, lo que quiere decir que la operadora española controla de forma indirecta cerca de un 10,5% de Telecom Italia. Esta decisión de Telco supone un impacto de 425 millones de euros en las cuentas de Telefónica. No es la primera vez que la operadora reduce el valor de su participación en Telecom Italia. Los expertos de Banco Sabadell estiman que el impacto sería algo menor, alrededor de 417 millones de euros, que equivalen a un 7 por ciento del beneficio después de impuestos estimado para 2013. Los analistas del banco catalán mantienen su recomendación positiva sobre Telefónica. Consideran que los actuales precios suponen un buen nivel de entrada en la empresa, ya que sus múltiplos son atractivos.

Hace pocos días, Telefónica informaba sobre el impacto de la devaluación del bolívar venezolano en sus cuentas de resultados: 438 millones de euros. A medio plazo, y en cuanto se digieran estos escollos, parece que no pinta mal para Telefónica en Bolsa. Pero la evolución de las acciones de Telefónica en el corto plazo dependerá en gran parte de lo que suceda en el conjunto de los mercados financieros. Todos los ojos se vuelven de nuevo hacia Estados Unidos. En los próximos días hay varias citas importantes. El 27 de este mes el presidente Obama pronunciará el discurso sobre el estado de la Nación. Y el 1 de marzo, si nadie lo impide, se aplicarán de forma automática los recortes de gastos por 85.000 millones de dólares. Con el mes vence el presupuesto prorrogado lo que obligará de nuevo a buscar un punto de acuerdo entre republicanos y demócratas. Estas referencias marcarán la dirección que tomen las bolsas -y los títulos de Telefónica- en el futuro inmediato.

publicidad
publicidad
publicidad