Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Operación 'Crucero'

El testaferro de Díaz Ferrán se llevó 12 millones de Marsans en cheques al portador

Javier Chicote

Ángel de Cabo diluyó 50 millones de euros en traspasos a testaferros, envíos a Suiza y operaciones en metálico.

La investigación de la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Fiscales) sobre el desfalco de Viajes Marsans ha reconstruido al milímetro cómo el liquidador de empresas Ángel de Cabo, en connivencia con Gerardo Díaz Ferrán, se quedó con más de 50 millones de euros que tendrían que haber cobrado los acreedores del grupo turístico.

La mitad del dinero evadido procede de una única operación, aunque muy compleja, los 33,8 millones de dólares (25 millones de euros) que ingresó una sociedad del grupo, Astra Worldwide, después de cancelar un pedido de aviones a Airbus. Según el sumario de la operación Crucero, al que ha tenido acceso ABC, los fondos los recibió el 3 de enero de 2011 el despacho de abogados Ascendia Asociados 21. En ese momento, De Cabo ordenó transferir el dinero a una sociedad que él controlaba, Vittori Grupo de Inversión. A partir de ahí, millones de euros fueron repartiéndose en decenas de transacciones cuyo beneficiario último siempre era Ángel de Cabo, empresas de su grupo o bien sus testaferros.

Entre enero y noviembre de 2011, el liquidador ahora en prisión movió más de 34 millones de euros. Vittori Grupo de Inversión transfirió 4,9 millones de euros a una cuenta suiza cuyo beneficiario es el propio Ángel de Cabo. También se produjeron transferencias a Liechtenstein e Irlanda.

Opacidad

Para dificultar a las autoridades la búsqueda del dinero, De Cabo llegó a canalizar algo más de doce millones de euros en veintiún cheques al portador: veinte de 600.000 euros y uno más de 55.000 euros. Al final, los 34 millones de euros se diluyeron en 80 transacciones. Un claro ejemplo es el de la sociedad Shield Intermediaria, que recibió 3,9 millones -cuyo origen era Marsans- en 24 transferencias de importes menores, con lo que intentaban no llamar tanto la atención.

Lea el resto de la noticia en abc.es

publicidad
publicidad
publicidad