Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

reestructuración financiera

Caso Bankia: La clave está en Deloitte

Jorge Murcia

Muchos dedos acusadores apuntaron en la primera ronda de declaraciones a Deloitte, la empresa encargada de auditar las cuentas del grupo.Ahora, empiezan a declarar los testigos en el 'caso Bankia' , entre ellos De Guindos, Ordóñez, Goirigolzarri

El caso Bankia entra mañana en una nueva fase, la de la declaración de testigos, que debería arrojar algo de luz sobre las causas del hundimiento de la entidad financiera. Los testimonios de los 33 imputados -el consejo de administración en pleno, incluido el presidente Rodrigo Rato- que desfilaron ante el juez Fernando Andreu entre noviembre y diciembre del pasado año apenas aclararon las incógnitas que sobrevuelan el caso. Nadie admitió culpa alguna en la gestión del banco, que casi de la noche a la mañana pasó de presentar unos beneficios de 309 millones a unas pérdidas de casi 3.000, lo que desembocó en su nacionalización y por añadidura en el derrumbe del sistema bancario español.

Buena parte de los imputados -a los que se les acusa, entre otros, de los delitos de estafa, apropiación indebida y falsedad documental- se escudaron en la «escasa información» que recibían sobre la marcha de la entidad. Muchos admitieron que su única función era la de asistir a las reuniones del consejo y firmar lo que les ponían delante sin leerlo, como el actual vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández. Hubo, incluso, quien reconoció sin rubor no tener los conocimientos financieros necesarios para ocupar el puesto. Fue el caso de Mercedes Rojo, integrante además de la comisión de auditoría de Bankia.

Pero muchos dedos acusadores apuntaron a Deloitte, la empresa encargada de auditar las cuentas del grupo. Su representante, Francisco Celma, será uno de los diez testigos que a partir de mañana, y hasta el día 21, pasarán por la Audiencia Nacional. Entre ellos también están el actual ministro de Economía, Luis de Guindos, el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, o el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. A diferencia de los imputados, que pueden acogerse a su derecho a no decir la verdad, los testigos no pueden mentir.

El testimonio de Celma puede ofrecer muchas claves a la instrucción que sigue el juez Castro. El representante de Deloitte deberá defenderse de las acusaciones vertidas por muchos de los imputados, que criticaron la «pasividad» de la auditora en el proceso de formulación de las cuentas del grupo bancario correspondientes a 2011, y su posterior reformulación. El propio Ángel Acebes, presidente de la comisión de auditoría de BFA (la matriz de Bankia) aseguró al juez que, el 26 de marzo, Celma le presentó un informe que refrendaba las cuentas formuladas por la entidad, salvo algunas objeciones «de tipo menor». Eso sí, el testimonio de Acebes difiere del ofrecido por Pedro Bedia, exconsejero a propuesta de CCOO, quien manifestó que Deloitte presentó una docena de «cuestiones pendientes» de gran importancia.

Durante el mes de abril, la auditora no respondió a las múltiples llamadas de otro de los imputados en el caso, Alberto Ibáñez, máximo responsable de la comisión de auditoría de Bankia. Según su testimonio, Deloitte se limitó a enviar «un par de correos electrónicos». Rodrigo Rato contó en su comparecencia judicial cómo «el 3 o 4 de mayo» Celma le telefoneó para asegurarle que al día siguiente tendría sobre la mesa un informe sobre las cuentas de Bankia, «aunque tenga que quedarme toda la noche para hacerlo». Promesa que no llegó a cumplir.

De Guindos, por escrito

Quizá no tan decisivo, pero sí más morboso, resultará el testimonio del ministro de Economía, Luis de Guindos. Deberá refrendar o desmentir la versión de Rato, según la cual el ministro rechazó el plan de saneamiento que previamente había sido aprobado el Banco de España. Fue entonces cuando Rato presenta su dimisión al sentirse «desautorizado». De Guindos no pasará por la Audiencia Nacional, ya que se ha acogido a su derecho a prestar testimonio por escrito.

Sobre Miguel Ángel Fernández Ordóñez pesan graves acusaciones, vertidas por algunos de los imputados. José Luis Olivas, expresidente de Bancaja, aseguró que accedió a la integración en Bankia bajo las amenazas de Fernández Ordóñez. El actual presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, cerrará la ronda de testimonios.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad