29 de Noviembre, 08:22 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

en 2012

Amancio Ortega, el mayor inversor inmobiliario no residencial

Luis M. Ontoso

Su sociedad Pontegadea se situó el año pasado como el mayor inversor en el mercado no residencial. Entre las compras emblemáticas están la Torre Picasso en Madrid o la tienda de Apple en Barcelona.

Amancio Ortega, el fundador de Inditex, grupo que incluye firmas como Zara, Pull & Bear, Massimo Dutti y Bershka, se mantiene como uno de los principales líderes del magullado sector inmobiliario español. Con un capital valorado en 37.500 millones de dólares (cerca de 27.600 millones de euros), Ortega, que se sitúa como la primera fortuna española y la quinta del mundo, ha llevado a cabo durante los últimos años, en plena depreciación del ladrillo, algunas de las mayores operaciones.

De hecho, su sociedad Pontegadea se situó el año pasado como el mayor inversor en el mercado no residencial, tanto por volumen como por número de operaciones, según el último boletín elaborado por la asesora inmobiliaria británica, Savills.

La compra de Torre Picasso (Madrid), que se elevó a 400 millones de euros, supuso su mayor transacción durante el pasado ejercicio. Además de la antigua sede de FCC, Ortega adquirió dos edificios de oficinas en el Paseo de Gracia de Barcelona (153 millones) y la tienda de Apple, también en la «milla de oro» barcelonesa, por 80 millones.

A contracorriente

Pontegadea sigue, de este modo, desafiando al sector. En 2011, el vehículo inversor de Ortega logró un beneficio de 248 millones de euros en 2011, un 90% más que durante el año anterior. La operación de Torre Picasso se encuentra, además, entre los mayores contratos rubricados en 2012, junto con la venta del complejo de Canalejas (sede histórica de Banco Santander) al grupo Villar Mir (215 millones de euros) y las 439 sucursales de CaixaBank a la mexicana Carso.

En total, la inversión en este sector se incrementó el pasado ejercicio un 10%, al situarse en los 2.100 millones de euros, de los cuales un 61% procedieron de inversores nacionales. Las operaciones se concentraron, especialmente, en los sectores de oficinas y «retail», que supusieron el 79% el total. Por el contrario, Savills indica que la actividad de los inversores internacionales fue «moderada», aunque está resurgiendo el interés entre algunos potenciales compradores, «en concreto, varios estadounidenses de perfil oportunista», apuntó Luis Espadas, director de mercados de capitales de Savills España.

Lea el resto de la noticia en abc.es

publicidad
publicidad
publicidad