Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

La cúpula se renueva

Los desafíos del nuevo equipo gestor de FCC

La constructora española ha comenzado el año con fuerza. No sólo ha aprovechado el flujo de inversiones que ha llegado a los mercados españoles durante los primeros días del año, también se ha beneficiado de un intenso lavado de cara en su cúpula directiva. Su valor se disparó un 5,86 por ciento un día después de que se extendieran los rumores sobre el nombramiento de Juan Béjar como nuevo primer ejecutivo de la compañía. 

El repunte se sumó a los ascensos de primeros de año, que le han llevado a sumar un 15 por ciento en 2013. ¿Mantendrá los ascensos a lo largo de este año?

Los expertos no lo tienen tan claro. La euforia que ha mostrado el mercado con FCC en los últimos días contrasta con el templado ánimo de los analistas del consenso de Bloomberg. Sólamente tres aconsejan tomar posiciones en la compañía de Esther Koplowitz. El resto se muestra más escéptico. Y no es para menos. La compañía afronta un 2013 cargado de asignaturas pendientes que tendrá que ir aprobando para recuperar la confianza de los inversores. «La elevada deuda, potenciales riesgos sobre algunas inversiones, un pobre comportamiento en términos de fondo de maniobra (recursos a largo plazo que una empresa tiene para financiar las necesidades operativas a corto plazo) y unos significativos vencimientos de deuda son factores clave que podrían perjudicar el precio de la acción», considera Marta Olba, de Banesto Bolsa. 

2012 ha sido un año muy difícil para el valor. Un auténtico estigma. Su cotización perdió un 53,24 por ciento a lo largo de un año que concluyó con la temida supresión del dividendo. Fortalecer el balance; reducir el endeudamiento y acelerar el proceso de desinversiones en activos no estratégicos fueron los tres motivos aducidos por la compañía para justificar su decisión.  

La deuda preocupa

Durante los últimos años los mercados han puesto triple lupa sobre el control del endeudamiento de las cotizadas españolas y éste es uno de los aspectos que más preocupa en FCC. Para 2013, la compañía acumula vencimientos cercanos a los 2.250 millones de euros. La nueva cúpula de la constructora tendrá que retrasar los pagos con refinanciaciones y soltar lastre con venta de activos para cumplir con sus objetivos de deuda. ¿Lo logrará? Los expertos lo ven complicado. «Creo que va a resultar difícil. No sé de dónde puede tirar para poder reducir el endeudamiento y cumplir con los objetivos de 2012», estima Nuria Álvarez, de Renta 4. Desde Self Bank, Julián Lirola coincide en que «lo tendrá complicado. Esperamos que la firma termine 2012 con una deuda neta de 6.618 millones». 

A cierre de septiembre, la compañía contaba con una deuda financiera neta de 7.241 millones de euros, de los que 5.172 millones eran con recurso. La compañía quiere reducir su endeudamiento a tres veces el beneficio bruto (que a septiembre de 2012 fue de 770 millones de euros), un objetivo muy ambicioso para estos años de crisis. Por ello, FCC seguirá soltando lastre con diferentes ventas de activos a lo largo de este año. El precio que obtenga por ellos podría mover su cotización. Al igual que las informaciones sobre la refinanciación de la deuda con vencimientos más elevados. Si se acercaran y no hubiera noticias, el valor podría cargarse de volatilidad. Por ello, la mayoría de los expertos aconsejan cautela.

Otra de las cuestiones que preocupa es Alpine, la filial austriaca de FCC con gran presencia en Europa del Este. Esta compañía anunció fuertes pérdidas en sus últimos resultados, que afectaron a las cuentas de la constructora española. En principio, el agujero se debió al ajuste de valor de algunos de sus proyectos. De momento, los analistas consultados desconocen si la situación se extenderá durante los próximos meses o será una simple cuestión puntual. Con todo, podría afectar también a los resultados del cuarto trimestre. 

Tras estas informaciones, los rumores sobre una posible venta de la filial austriaca se dispararon. Lirola cree que así lo hará. Pero desde Renta 4 ven difícil que FCC termine deshaciéndose de esta compañía. «Es el elemento principal de su negocio internacional. No creo que lo vendan al completo», explica Álvarez. Sin embargo, hay rumores sobre la venta de algunos activos de la filial. FCC no suele dar pistas sobre futuras ventas, pero el mercado valora algunas opciones. Lirola cree que podría deshacerse de sus participaciones en compañías como GPS Underground Engineering y Hazet Bau.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad