Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

muy satisfecha

Aguirre: "Quien me ha contratado es tan buen cazacerebros que me ha fichado a mí"

Ander Azpiroz

Aguirre ha aceptado la propuesta de una entidad dedicada a los recursos humanos, atraída por trabajar en una tarea que ha realizado durante 30 años de actividad política, la de construir equipos.

No existe ningún tipo de incompatibilidad y por tanto no renunciará a su puesto al timón del PP madrileño. Así de claro lo afirmó Esperanza Aguirre un día después de anunciarse su incorporación como presidenta del consejo asesor de la empresa de 'cazatalentos' Seeliger y Conde. Durante un acto en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, la exjefa del Ejecutivo regional se declaró «ilusionada» y «honradísima» de que una empresa catalana haya pensado en ella.

Aguirre explicó que nunca habría aceptado una oferta proveniente de campos como «la construcción, las eléctricas o las telefónicas», algo que, quiso destacar, sí han hecho otros muchos políticos una vez retirados, en obvia alusión a Felipe González y José María Aznar, entre otros. Sí ha aceptado la propuesta de una entidad dedicada a los recursos humanos, atraída por trabajar en una tarea que ha realizado durante 30 años de actividad política, la de construir equipos. «No los habré formado tan mal porque cuando el PP llegó al Gobierno estando yo en la Presidencia regional ficharon a 90 de las personas que estaban en la Comunidad de Madrid». Su nueva labor en Seeliger y Conde no choca tampoco con su liderazgo al frente del PP madrileño; «¿Hay que ser funcionario para ser presidente local de un partido», se preguntó.

La expresidenta autonómica no dudó en aplaudir y alegrarse por su fichaje por la empresa catalana al punto de que afirmar: «Quien me ha contratado es tan buen cazacerebros que me ha fichado a mí».

Aguirre también defendió que que los políticos no se perpetúen en sus cargos públicos. Primero reconoció que quizá ella misma había pasado demasiado tiempo, más de tres décadas, dedicada al servicio público para, a continuación, criticar que «en la actual dirección socialista no haya un solo integrante que haya cotizado a la Seguridad Social fuera de la política». «A mis 61 años considero un reto mi nuevo trabajo», concluyó la expresidenta madrileña.

«Aprovechar las oportunidades»

El PP salió además en tromba en apoyo de Aguirre. En su acto en la Ciudad del Fútbol estuvo escoltada por el Gobierno regional en pleno con la única excepción de su sucesor, Ignacio González, quien aún así consideró «razonable» que los políticos «aprovechen las oportunidades». La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró no encontrar ningún motivo por el que Aguirre debería dejar su cargo en el partido.

Desde la oposición no se ha cuestionado la legalidad de decisión de Aguirre, aunque sí las formas. La extitular socialista de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, censuró que si bien su nuevo puesto no conlleva «incompatibilidad», sí que ofrece dudas desde los planos «ético y estético».

publicidad
publicidad
publicidad