Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Entrevista al presidente de Medcomtech

Juan Sagalés: "No ha habido nunca tanto talento y tan barato"

Juan Sagalés, presidente de Medcomtech (tecnológica especializada en el ámbito sanitario), apuesta por la innovación como motor de crecimiento. Estima que deben aprovechar este momento de crisis que, en su opinión, está abaratando de forma extraordinaria

De jugador profesional de balomnano y olímpico en Seúl 1988 a empresario con altas miras internacionales. Así puede resumirse brevemente la trayectoria de Juan Sagalés, ex jugador de balonmano del FC Barcelona y actual presidente de Medcomtech, compañía especializada en la distribución de productos tecnológicos para el ámbito sanitario en España, Portugal e Italia. Sus objetivos hoy son ambiciosos. «Tenemos muchos proyectos en mente: desarrollar productos propios, entrar en el ámbito de la biotecnología y la regeneración de tejidos y abrir oficina en otros países, como Singapur», afirma.

¿Cómo surge la idea de dejar el balonmano y pasar a gestionar una compañía vinculada al ámbito sanitario?

Compaginaba mi etapa como jugador profesional de balonmano con el estudio de la carrera de Económicas en la Universidad Autónoma de Barcelona. De siempre me había atraído el ámbito empresarial. No obstante, la idea de crear Medcomtech surge de forma inesperada y curiosa en una cena con empresarios y compañeros de equipo. Uno de ellos recibió una oferta durante la velada para trabajar en una compañía que ofrecía algo parecido a lo que ahora hace Medcomtech. Yo vertí mis ideas sobre el proyecto y al poco tiempo, aquel mismo empresario me llamó a mi para hacerme una oferta de trabajo. Me introduje poco a poco en el ámbito de la medicina y de la empresa. Me gustó tanto que acabé renunciando al contrato con el club de balonmano.

Brevemente, ¿a qué se dedica Medcomtech?

Medcomtech se encarga de detectar tecnología puntera para desarrollar productos como implantes, prótesis... Distribuimos tecnología aplicada en las áreas de ortopedia, traumatología y neurocirugía. La importamos y la distribuimos. No fabricamos productos. Llegamos a acuerdos con los fabricantes y vendemos sus productos a 800 hospitales en España, Italia y Portugal.

¿Está presente en tres de los países que más han acusado la crisis, ¿cómo ha impactado en su negocio?

Somos una empresa de alto crecimiento que opera en un sector bastante anticíclico. Los recortes en el ámbito sanitario son claros. El secreto de nuestro aumento de ventas está en la apuesta por la tecnología y el operar como importadores directos. Antes, en este mercado se solía tener muchos intermediarios.
La crisis está siendo muy dura con estos tres países, pero nuestras cifras muestran una clara expansión. En 2009 facturamos 10,1 millones de euros. En 2011, 14,4 y para este año prevemos alcanzar los 17 millones. En cuanto a beneficio neto, cerramos 2011 con 1,5 millones de euros. Este año, rondará los 2-2,2 millones. La crisis se nos ha presentado como una oportunidad para crecer. Nunca había habido tanto talento y tan barato.

Pero, se encontrarán con algún obstáculo en el camino...

Uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos es nuestra presencia en el sector público, por los retrasos en los pagos que sufrimos. Aunque nuestra estrategia ha pasado por reducir su peso. Hace 3 años, un 75 por ciento de nuestros ingresos dependían del sector público. Hoy, vendemos un 57 por ciento a este sector y el resto, en el ámbito privado. Esto nos ha permitido reducir los plazos de pago. Hoy, los retrasos son de 189 días, de media. Los hemos reducido desde los 275 días.

Su plan estratégico, ¿pasa por consolidar negocio o ampliar nuevos mercados, servicios y productos?

Queremos seguir creciendo en los mercados donde ya estamos implantados. Pero, además, tenemos grandes proyectos de crecimiento, que pasan por el desarrollo de productos propios. Para 2013 queremos empezar la distribución de un producto propio, dentro del área de la anestesia. Estamos ultimando el diseño de un producto único que, según las primeras negociaciones que hemos hecho, podríamos vender en 80 países de todo el mundo. Pasaríamos así de ser distribuidores e importadores a fabricantes. Otro ámbito en el que estamos trabajando es en el de la regeneración de tejidos. Vemos que hay mucho futuro en este área de la biotecnología. En 10 años, Medcomtech estará en este campo.
En general, tenemos proyectos que impactarán muy positivamente en la facturación de 2013. Creceremos a doble dígito seguro. Apostamos, sobre todo, por el crecimiento orgánico. Sabemos dónde queremos ir. Estamos haciendo cosas bastante únicas. Lo que estamos preparando en el campo de regeneración de tejidos no existe. En el área de diagnóstico también estamos trabajando en un campo de innovación muy novedoso.

Respecto a su diversificación geográfica, ¿qué países les interesan?

Singapur, en particular. Queremos abrir una oficina de Medcomtech allí para llevar nuestro producto de anestesia y algunos otros productos de proveedores de traumatología que no tienen licencia allí.

También tenemos previsto salir a otros países en los que no hay crisis y que están experimentando crecimientos anuales de en torno al 5-6 por ciento, como los del sudeste asiático y América del Sur, por ejemplo, Brasil, Chile, Perú, Colombia, Panamá y Costa Rica.

Su trayectoria bursátil, sin embargo, no refleja el éxito de su negocio, ¿a qué lo atribuye?

La trayectoria bursátil de Medcomtech ha coincidido con un periodo bajista, en el que toda la bolsa, en general, ha caído mucho. Consideramos que es un castigo injustificado. En los dos años y medio de historia en el parqué, Medcomtech ha elevado su facturación un 40 por ciento. No nos fijamos en la valoración bursátil actual. Pensamos en lo que valdrá en un tiempo.

¿Repartirán dividendo, si todo sale según lo previsto?

Sí. Tenemos unos socios muy fieles. Nuestros dos principales accionistas son dos «family office» a los que nos gustaría retribuir en el futuro, en cuanto podamos.

¿Qué herencia del mundo del deporte ha podido aprovechar en la gestión de Medcomtech?

En el deporte, todos los partidos comienzan cero a cero, como en la empresa, que se parte de nada, pero con un objetivo claro: ganar. Como en el deporte, en Medcomtech trabajamos con la meta de ser siempre los mejores, de ahí el ambicioso objetivo de crecimiento de doble dígito que nos hemos marcado.

publicidad
publicidad
publicidad