Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

muy beneficiada

El acuerdo sobre el 'fiscal cliff', un soplo de aire fresco para Gamesa

J.Jiménez

El fabricante vasco se beneficia de la extensión de los incentivos fiscales a proyectos eólicos (PTCs) pero ¿Se notará en su cuenta de resultados? ¿Está justificada la euforia del mercado?

No todo van a ser malas noticias para Gamesa. Tras comenzar el año fuera del Ibex, el fabricante vasco ha visto cómo llegan poderosos vientos desde Estados Unidos gracias al acuerdo para evitar el abismo fiscal. Se ha hablado mucho de esta bomba de relojería que Obama ha desactivado parcialmente, pero una de sus medidas menos nombradas es la que afecta a Gamesa. Se trata de la extensión de los incentivos fiscales a los proyectos eólicos, ayudas conocidas como PTCs (Production Tax Credit).

Estas ayudas fiscales suponen el pago a los propietarios de los parques de un incentivo de 2,2 céntimos por Kilowatio / hora producido. Para Gamesa se trata de una noticia excelente y así lo entendió el mercado, premiando a la firma con subidas del 9% el pasado miércoles.

Según comentan los analistas de Grupo Banco Sabadell, permitirá a Gamesa "consolidar su posición en Estados Unidos, donde concentra el 25% de su capacidad y el 14% de sus ventas". Eso, aún cuando la empresa señaló en su Plan Estratégico una previsión de caída de las ventas en EEUU hasta el 9%.

Para Iván San Félix, analista de Renta 4, la noticia también es positiva, principalmente por el hecho de que en 2012 se paralizaron muchos proyectos en Estados Unidos por culpa de la incertidumbre fiscal. Con todo, explica, aunque el efecto puede que si se note en un aumento de los pedidos, este experto considera que no es muy probable que haya impacto en la cuenta de resultados de 2013 porque los proyectos tardan tiempo en ponerse en marcha y porque Gamesa ya dijo que iba a reducir su exposición al mercado americano.

La exención fiscal se ha extendido hasta finales de 2013 y según la Asociación Eólica estadounidense generará unos 37.000 puestos de trabajo. La última vez que se suprimieron estos créditos fue en 2003. Entonces, la actividad eólica se hundió un 76%. De ahí la importancia que para productores como Gamesa tiene la medida aprobada 'in extremis' por la Cámara de Representantes. De hecho, el acuerdo asegura que cualquier proyecto que se inicie en 2013 gozará de las ayudas fiscales.

La aprobación supone también una gran victoria para el presidente Obama, ferviente defensor de las energías limpias. De hecho, es una medida crucial para impulsar la expansión de un sector en el que las barreras de entrada son muy elevadas y requieren fuertes inversiones antes de que las empresas vean rentabilidad.

Gamesa tiene dos plantas en Pennsylvania para atender el mercado estadounidense, una pieza clave en su desarrollo internacional. Con todo, incluso con la extensión de estos incentivos fiscales, la firma espera que la recuperación del mercado estadounidense sea lenta, principalmente porque el desarrollo de un parque eólico lleva entre 12 y 18 meses.

"Nadie en la industria espera que 2013 sea un buen año, incluso aunque se aprueben los créditos fiscales", apunta al diario PhillyBurbs.com el portavoz de Gamesa en Estados Unidos, David Rosenberg. A su modo de ver, incluso en el mejor de los mundos, "la recuperación de la industria no se verá al menos hasta 2014".

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad