Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

EEUU CERVEZA

Una exposición destila 300 años de historia de la cerveza en Nueva York

Noticias EFE

Nueva York, 25 may (EFE).- La historia de la cerveza en la ciudad de Nueva York se narra desde hoy en una exposición que recorre la trayectoria de la producción y consumo de la popular bebida a lo largo de tres siglos y la pujanza de una industria que reportó riqueza y poder.

"La historia es mucho más que el conjunto de los grandes acontecimientos políticos, y cosas cotidianas como la cerveza son las que realmente ayudan a entender mejor cómo era la vida de nuestros antepasados, de una forma sorprendente y fascinante", afirmó a Efe Debra Schmidt, comisaria de la exhibición, organizada por la Historical Society de Nueva York.

La muestra se remonta a la época colonial, cuando en la Gran Manzana comenzaron a proliferar las destilerías y cervecerías, que enseguida se convirtieron en prósperos negocios, en un tiempo en el que las condiciones sanitarias motivaban que "consumir cerveza fuera más seguro que beber agua, gracias a que había que hervirla durante el proceso de elaboración", explicó Schmidt.

Ya en el siglo XVIII, en plena guerra de la Independencia americana, la cerveza se erigió como un valioso producto que reportaba riqueza y poder a quienes podían dedicarse a este negocio.

"Uno de los documentos más sorprendentes que hemos encontrado es un libro de cuentas, de 1779, de un cervecero que comerció con los dos bandos a la vez: suministraba la bebida tanto a los británicos como a los soldados del Ejército estadounidense", destacó Schmidt.

La experta aseguró que, en el curso de sus investigaciones, encontró datos "asombrosos" que prueban la pujanza de la industria cervecera en Nueva York durante el siglo XIX.

Así, la ciudad fue el mayor proveedor de lúpulo para todo Estados Unidos, al tiempo que las infraestructuras se depuraban con innovaciones tecnológicas para obtener producciones a gran escala.

El siglo XX y la implantación de la Ley Seca en Estados Unidos, entre 1920 y 1933, supuso un duro revés para los fabricantes de esta bebida alcohólica y muchas cervecerías, situadas especialmente en Brooklyn, no sobrevivieron a este periodo de abstinencia impuesta por decreto.

"Algunas intentaron seguir adelante elaborando otro tipo de productos con extractos de malta, como helados, pero, aún así, se hizo muy difícil para la mayoría sobrevivir a largo plazo", puntualizó Schmidt.

Precisamente, otro de los objetos reunidos en la exposición es una medalla de bronce que conmemora la aprobación de la Ley Seca en el estado de Nueva York.

En cuanto al presente y futuro de esta bebida "tan popular e influyente" en la Gran Manzana, Schmidt apuntó que la industria "está muy interesada en usar ingredientes de una calidad óptima y en experimentar con diferentes sabores a partir de la receta básica que lleva aplicándose para destilar cerveza desde el siglo XVII".

La exposición, que incluye una cata de una selección de cervezas neoyorquinas artesanales, permanecerá abierta hasta el 2 de septiembre.

publicidad
publicidad
publicidad