25 de Enero, 18:45 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Resultados primer trimestre

Repsol reflejará una fuerte caída del beneficio por la nacionalización de YPF

Francisco S. Jiménez

Los expertos prevén un fuerte retroceso del beneficio neto de Repsol en el primer trimestre si decide ejecutar provisiones por la nacionalización de YPF y el impago del préstamo a la familia Eskenazi. La clave del futuro de la petrolera se desvelará a final de mes con un nuevo Plan de Negocio

El próximo jueves Repsol presentará los resultados del primer trimestre del ejercicio. Serán las primeras cuentas después de la expropiación del 51% del capital de la compañía en YPF por parte del Gobierno argentino. La filial representaba 25,6% del resultado operativo y un 21% del resultado neto, así como un 33,7% de las inversiones totales del Grupo.

Según los expertos, las cuentas reflejarán impacto de la salida de YPF. La exposición máxima a Argentina asciende a 5.664 millones. Al valor en libros de la compañía argentina de 4.122 millones, hay que sumar el préstamo concedido al Grupo Petersen para adquirir el 25% de la compañía por un importe de 1.542 millones. "Es posible tenga que dotar ambas provisiones por valor en libros y el posible default del Grupo Petersen. Si YPF a partir de la nacionalización reduce dividendos para incrementar las inversiones dificultaría el pago de los préstamos a los acreedores, aunque antes de tomar una decisión se esperará a ver el precio de expropiación y la evolución del precio de YPF", señalan desde Renta 4.

Los analistas de Sabadell apuntan que se ha dado el peor escenario posible. Ninguna compensación por YPF y préstamo fallido de los socios argentinos. "No incluimos una provisión de valor a nivel de cuenta de resultados, pero en caso de dotarse estimamos que ascendería entre 5.600 y 6.000 millones". Para la firma al final del ejercicio la nacionalización tendría un impacto negativo de 3.550 millones en el Ebitda hasta los 5.917 millones y de 562 millones en el resultado neto hasta los 1.785 millones.

Tras la nacionalización las casas de análisis se apresuraron a rebajar sus valoraciones de la compañía. El consenso de mercado prevé que en el primer trimestre la compañía haya reducido el beneficio neto un 35% hasta los 493 millones. JP Morgan estima por línea de negocio que el Upstream, exploración y producción de crudo, aporte 518 millones y el Downstream, refino y comercialización, 95 millones de euros. Los analistas de Sabadell destacan la debilidad de downstream (refino), aunque se verá compensada por la baja utilización de las refinerías y la mala evolución de química por el difícil entorno económico. Los resultados de Upstream registrará un resultado similar al año pasado gracias a la recuperación de buena parte de la producción en Libia. Para el Ebitda el consenso estima una caída del 14% hasta los 2.160 millones.

Pero más allá de los resultados, la nueva etapa de Repsol sin YPF abre nuevas incógnitas: dividendo y plan estratégico. Para la presentación de la cuentas, los analistas no esperan novedades porque antes de que termine el mes hay fechas importantes. El 25 de mayo se celebrará la junta de accionistas. En ella se despejará la duda si la compañía mantendrá el dividendo. Toda apunta a que Repsol propondrá a su accionistas cobrar en especie, tal como ocurrió con el complementario de 2011. Antonio Brufau esperará al 29 de mayo para presentar el plan de negocio hasta 2016 con la estrategia detallada de inversiones.

publicidad
publicidad