22 de Febrero, 09:50 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CAT-LIBRO DERECHOS

Juristas ven reforma laboral como una "ofensiva oligárquica" contra derechos

Noticias EFE

Barcelona, 27 mar (EFE).- Los juristas Jaume Asens y Gerardo Pisarello denuncian en un libro la involución en derechos y libertades promovida por los poderes públicos, con la excusa de la crisis, y enmarcan la reforma laboral y los recortes en una "ofensiva oligárquica" que pretende dinamitar el modelo social.

En su libro "No hay derecho(s)" (Editorial Icària), una selección de artículos publicados en la prensa entre los años 2005 y 2011, los autores analizan el proceso "contrarreforma" que desde hace cuatro décadas ha llevado a las democracias occidentales a un estado de "excepcionalidad económica, ambiental, penal y militar".

Asens, letrado y miembro de la Comisión de Defensa del Colegio de Abogados de Barcelona, y Gerardo Pisarello, profesor de derecho constitucional de la Universidad de Barcelona (UB), advierten de que esa involución en libertades públicas, atizada por la crisis, ha acabado por socavar los supuestos garantistas en que se fundamentaba el constitucionalismo social y el derecho internacional desde la II Guerra Mundial.

En una entrevista con Efe, los juristas advierten de que medidas como la reforma laboral aprobada por el Gobierno son el último capítulo de una "contrarreforma que dinamita el modelo social" consagrado en las constituciones y los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En su opinión, esa nueva normativa laboral no servirá para crear más empleo digno, sino para introducir "más violencia y arbitrariedad en las relaciones laborales", y tampoco ayudará a salir de la crisis: "Con trabajadores precarios, atenazados por el miedo, se puede ir a una economía de maquilas, pero no generar un modelo productivo sano y creativo".

Asens y Pisarello sostienen que la reforma laboral y los recortes en servicios sociales, como la sanidad, no son una opción política más, sino una auténtica "ofensiva oligárquica que está poniendo en peligro los derechos políticos y sociales" e incumpliendo principios constituciones. De ahí que muchas de esas medidas deban ser consideraras, en su opinión, ilegales.

Para los juristas, los ajustes en la sanidad "bordean en muchos casos el ámbito delictivo" y, concretamente, cuando afectan los servicios de urgencia podrían constituir un delito de abandono o denegación de la asistencia, castigado por el Código Penal.

La crisis, en opinión de Jaume Asens y Gerardo Pisarello, ha sido "la excusa" para dar rienda suelta a las reformas de la actual concentración de poder político y financiero, fruto de las "políticas neoliberales" aplicadas en las últimas cuatro décadas.

"Esa promiscuidad entre poderes está volviendo irreconocible la democracia y los regímenes constitucionales tal y como los conocíamos", resaltan los autores de "No hay derecho(s)", tras lamentar que se esté apuntalando "con descaro" el capitalismo financiero, contra los tímidos intentos iniciales de reformarlo.

Las poblaciones del sur de Europa son las principales víctimas de ese "régimen oligárquico" imperante, donde, según los juristas, el "descaro" es tal que hasta los ejecutores de la operación son tecnócratas vinculados a las mismas entidades financieras que produjeron la crisis.

Frente al negro escenario que dibujan en su libro, los autores proclaman que "sin lucha por los derechos no habrá salida democrática a la crisis" y recuerdan que las libertades "no nacen de los despachos de los juristas o los políticos".

En ese sentido, afirman que la huelga general del próximo día 29 es un "acto de resistencia popular, ciudadana" a esa ofensiva oligárquica: "Mientras más masiva y creativa sea, más difícil será reprimirla y neutralizar su potencia democratizadora". EFE.
publicidad
publicidad