19 de Diciembre, 00:39 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CYL-PATRIMONIO-RESTAURACIÓN

Molinero harinero de Ávila del siglo XIX será restaurado en breve

Noticias EFE

Ávila, 11 ene (EFE).- El presidente de la Diputación de Ávila, Agustín González, prevé que la restauración del Molino del Tío Alberto, un ejemplo de la arquitectura tradicional del siglo XIX en Villafranca de la Sierra, concluya el próximo mes de febrero después de 250.000 euros de inversión en los últimos tres años.

Así lo ha anunciado González tras la Junta de Gobierno Provincial, que ha dado el visto bueno al expediente de derivación de una línea eléctrica para iluminar tanto interior como exteriormente este inmueble construido de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Después de tres años de trabajos de "consolidación" y "rehabilitación" de este histórico edificio, el presidente confía en que su presentación pueda producirse "a mediados de febrero", para que después se convierta en un "referente de atractivo para el Valle" del Corneja, situado a unos 50 kilómetros al oeste de Ávila.

A su juicio, se trata de una actuación que servirá para mantener un edificio que representa la "arquitectura popular industrial de los molinos de ese Valle", que llegó a contar hasta veinte molinos y dos batanes plenamente operativos, según el censo realizado a mediados del siglo XVIII, en tiempos del Marqués de la Ensenada.

Su gestión será realizada "en coordinación" con la cercana casa de turismo rural denominada "Benjamín Palencia", situada en el municipio de Villafranca de la Sierra, así como con el Ayuntamiento de este pueblo en cuyo anejo de La Ribera se encuentra localizado el molino, en la vertiente norte de la Sierra de Gredos.

Esta actuación ha sido posible gracias al acuerdo alcanzado por la Diputación de Ávila en 2006 con los herederos de Alberto Jiménez Montenegro, de manera que la institución se encargaba de la gestión del mismo durante 25 años, mientras que los propietarios fueron compensados económicamente.

Este molino harinero, situado en un bello paraje natural junto a la vertiente norte de Gredos, fue muy bien conservado por Alberto Jiménez Montenegro hasta su fallecimiento a finales del pasado siglo.

La riada que tuvo lugar el 1 de septiembre de 1999, afectó a buena parte del patrimonio etnográfico de la comarca, entre el que figuran este tipo de molinos.

publicidad
publicidad