Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ESPECIES AMENAZADAS

Experto dice que situación en Japón favorece prohibición comercio atún rojo

Noticias EFE

Ginebra, 8 mar (EFE).- El director de Pesca en el Mediterráneo del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Sergi Tudela, dijo hoy que la industria japonesa ha manifestado que no quiere más atún rojo del Mediterráneo, donde se realiza la mayor parte de la captura.

Las razones, explicó Tudela, son que el "mercado interno está saturado" por las importaciones, la disminución de la demanda a causa de la crisis económica y el hecho de que Japón ha aumentado en los últimos años su propia producción de atún rojo de piscifactoría.

Este tipo de atún es el pescado más caro que existe y su principal mercado está en Japón, que consume dos terceras partes de la producción mundial y se ha convertido en el principal opositor a la prohibición.

Sobre la prohibición del comercio internacional del atún rojo deberán pronunciarse los 175 países de la Convención del Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), en una sesión que celebrarán entre el 13 y 25 de marzo en Doha (Qatar).

La población de la especie, cuyas existencias se concentran en el Mediterráneo y el Atlántico, ha caído el 80 por ciento en las últimas cuatro décadas, según datos de la CITES, por lo que está entre las especies más amenazadas del mundo.

Mónaco ha presentado para la próxima reunión de la CITES una propuesta para prohibir temporalmente su comercio internacional, una iniciativa respaldada por la comunidad científica y varios gobiernos, entre ellos el de Estados Unidos, de Francia, Italia.

También el Parlamento Europeo ha manifestado su apoyo al eventual veto.

En caso de aprobarse, la prohibición estaría vigente hasta que se compruebe la recuperación de la población de la especie marina.

En una teleconferencia Tudela aclaró que la medida no significaría vetar la captura de atún rojo para el mercado local, sino únicamente su exportación.

En ese caso será la Comisión Internacional del Atún Atlántico (ICAT) la que continuará regulando las cuotas de pesca de cada país.

Tudela señaló también que en caso de aprobarse la medida, lo más probable es que la ICAT reduzca sustancialmente el total de pesca autorizado.

Actualmente, más de la mitad de la cuota mundial está en manos de la Unión Europea, en particular de las flotas de España, Italia y Francia.

Sin embargo, el experto puso de relieve el problema de la pesca ilegal, causante también de la sobreexplotación del atún rojo.

La ICAT redujo el pasado diciembre la cuota mundial de pesca de atún rojo a 13.500 toneladas para 2010, de 22.500 aprobadas para el año pasado.

Tudela sostuvo que, incluso con esa reducción, la actual cuota es demasiado elevada y que una de 8.000 toneladas apenas daría una oportunidad del 50 por ciento para la recuperación de la especie.

Sobre la posibilidad de que Japón presente una reserva a la eventual prohibición, la experta Gemma Parkes reconoció que esto podría ocurrir, con lo que este país quedaría exento del compromiso.

En ese caso, podría seguir importando atún rojo, aunque la experta recordó que su dificultad sería encontrar un país dispuesto a venderle esta especie, saltándose la prohibición general.

publicidad
publicidad
publicidad